Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Andalucía arrow Cabalgando por la Sierra Norte arrow arrow arrow
Cabalgando por la Sierra Norte Imprimir E-Mail

Provincia: Sevilla

  La porción septentrional de la provincia sevillana, enmarcada en la gran cordillera mariana -que así es como se llama a Sierra Morena- es la zona más húmeda y, en consecuencia, más forestada de Sevilla.

Dehesas y cortijos.

  Cazalla de la Sierra --> se localiza aproximadamente en el centro geográfico del parque, y en ella se ha instalado uno de los establecimientos integrados en la red de villas turísticas. Su especial situación así como sus instalaciones, permiten sacar el máximo provecho a la estancia en la zona.

  En el extremo oriental del territorio está la población de Las Navas de la Concepción, muy próxima al embalse del Retortillo. Sus alrededores, adehesados y con matorral son el hábitat idóneo para el jabalí (Sus scrofa), cuya contemplación se ve favorecida por la mayor altura que proporciona la montura.

  Hacia el suroeste, bajo la loma de Gibarrayo, de 749 m, se halla Constantina-->, población en la que se localiza el centro de información del parque natural. Su antiguo origen celta ha favorecido una larga historia de pueblos que han ido dejando sus huellas en la zona. Los numerosos cortijos de sus alrededores humanizan un paisaje en el que las dehesas son el elemento predominante.

  Muy cerca del embalse de Huéznar está El Pedroso, población de origen romano y de espíritu minero, enclavada a sotavento de la sierra del mismo nombre y muy próxima a la rivera de Huéznar. Esta cercanía permite disfrutar de unos excelentes bosques galería que cobijan multitud de especies y por los que nunca está de más un buen y pausado paseo mientras los caballos gozan de un merecido descanso.

  Ya en el extremo occidental, lindando con el vecino Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, están Almadén de la Plata y El Real de la Jara. La zona, muy próxima a la rivera de Cala, posee una rica fauna. En sus matorrales y dehesas se puede contemplar al ciervo (Cervus elaphus), que en otoño llega a sacudir el ramaje de las encinas con su poderosa cornamenta para lograr que las bellotas maduras caigan al suelo y poder así alimentarse de ellas.

En el límite con Extremadura.

  Cerca de El Real de la Jara el terreno se eleva. Es la Sierra Padrona, cuyo pico más alto alcanza los 911 m. Al otro lado, tras la loma de los Pájaros, se abre el embalse del Pintado, con aguas que bañan también tierras extremeñas.

  La zona, bien cubierta de matorral, alberga esporádicamente algún lobo (Canis lupus signatus) procedente de Sierra Morena, ya escasos, pero cuya importancia en otros tiempos queda patente en algunos toponímicos como el de cortijo Manchón de Lobos, en la loma de Juan Cabello.

  En el extremo norte, en el limite con la provincia de Badajoz, se encuentra Guadalcanal, al pie de la sierra del Agua. Pero es en las sierras de Viento y San Miguel, aún más septentrionales, donde se alcanzan las mayores alturas como los 980 m de La Capitana.

  Hacia el sureste, la loma de Hamapega (910 m) conduce hasta Alanís, en cuyos alrededores, igual que ocurre en el contiguo San Nicolás del Puerto, se puede contemplar el pausado vuelo de la cigüeña negra (Ciconía nigra).

  Próxima a esta última población se alza Cerro del Hierro, pequeño núcleo que toma el nombre de un promontorio en cuyo interior se explotó, durante mucho tiempo, una mina de dicho mineral. Ahora, una vez abandonada, constituye un paisaje único de pasadizos y grutas.


 
Documento sin título
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad