Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Andalucía arrow El aullido del lobo arrow arrow arrow
El aullido del lobo Imprimir E-Mail

Provincia: Córdoba

  Adentrarse en el corazón de Sierra Morena equivale a reencontrarse con la esencia de unas serranías poco pobladas en las que aún es posible escuchar el aullido del lobo.

  Cárdena, a 747 m de altura y con sus rincones adornados por flores es el punto de partida de este recorrido circular. La carretera que sale hacia el levante, hacia la Venta del Cerezo, conforma la primera parte del itinerario.

Bosque domesticado

  El paisaje es suave, ondulado, ligeramente y poblado de árboles como la encina (Quercus ilex) cuyas masas boscosas han sido "domesticadas" desde tiempos inmemoribles para configurar las típicas dehesas. En ellas, la separación entre ejemplares de porte arbóreo permite el desarrollo de los pastos que era lo que pretendían los pobladores humanos de estos contornos. El pino, bien sea el carrasco (Pinus halepensis) o el piñonero (Pinus pinea), aparece en algunas zonas como manifestación de la explotación forestal del entorno ya que se trata de pinares que se establecieron como resultado de las tareas de repoblación con fines madereros.

  El sendero fácil de andar permite la agradable contemplación del paisaje por el que deambulan -aun- que eso sí, sobre todo de noche - un buen número de especies animales.

A orillas del agua

  Una vez en Venta del Cerezo se puede contemplar al sureste el pico Colchón de 708 m la altura más destacable de los alrededores.

  El itinerario se dirige hacia la base del pico y lo rodea por la falda sur, la de solana en busca de un sendero que conduce hasta el arroyo de Las Cantareras. Las aguas de este confluyen más abajo con las del arroyo del Fraile para ir a dar al río Yeguas.

  Una vez en el cauce del Yeguas el recorrido toma la dirección norte remontando el curso fluvial. El paisaje cambia en esta zona pues el río ha excavado profundamente el terreno y ha dado lugar a importantes barranqueras. Se afronta ahora el tramo más complicado del recorrido y es conveniente redoblar la atención. Las especies vegetales también varían y aparecen los chopos (Populus sp.) y otros árboles más característicos del bosque galería.

  El trayecto es muy poco transitado y carece de senderos bien definidos. Y aunque eso sin duda dificulta la caminata no es menos cierto que también hace posible un acercamiento más fructífero a las especies que habítan estos parajes.

  La nutria (Lutra lutra) bien representada en la zona ocupa la porción acuática de un ecosistema rico en especies piscícolas que constituyen su alimento principal. Junto a ella grandes ungulados como el jabalí (Sus scrofa) y aves de presa como el águila real (Aquila chrysaetos) aprovechan todos los recursos que ofrece el medio.

  Tras unas tres horas de recorrido por las orillas del río se llega a las inmediaciones del cerro Bermejo. En ese punto al curso fluvial se le une el arroyo de Valdelagrana que trae aguas del este de las sierras de Andújar. Frente al punto de unión parte hacia el oeste un carril que es el que se debe tomar.

De cortijo en cortijo

  El sendero discurre ahora por entre el cerro de La Minilla con el pico Plaza (785 m) y el valle del Yeguas una zona en la que es fácil ver los restos de las correrías nocturnas del jabalí.

  Tras una hora de pausado caminar se alcanza el primero de los cinco cortijos que jalonan el sendero. Es el cortijo de Madereros de Francisco Cachinero, frente al que se encuentran el cortijo de Madereros (bajo el cerro Minilla) y el de Madereros de Pedro Pozo. La zona que se extiende a la derecha resulta ideal para uno de los mamíferos mas amenazados el lince (Lynx pardina).

  Tras dejar atrás los tres cortijos anteriores se cruza el arroyo del Fraile y se alcanza el cortijo del Robledo, bajo la loma del Cid y muy próximo al cortijo del Robledillo. Desde el hasta el final del recorrido queda ya muy poco Tan sólo cruzar el cauce del arroyo Risquillo, cuyas aguas nacen en las cercanías del cerro Martín Colmena de 791 m de altura.


 
Documento sin título
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad