Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Andalucía arrow El Río de El Bosque y el Pinsapar arrow arrow arrow
El Río de El Bosque y el Pinsapar Imprimir E-Mail

Provincia: Cádiz

  Recorrer el corazón de uno de los más valiosos espacios naturales andaluces y contemplar desde dentro la enorme diversidad de formas vivas que alberga son los principales atractivos del recorrido.

  El itinerario se inicia en la población de El Bosque, puerta de entrada occidental al Parque Natural de la Sierra de Grazalema y enclavada en la turística ruta de los pueblos blancos. En ella se encuentra la oficina del parque, en la que se puede obtener toda la información necesaria sobre el entorno.

El Bosque galería

  Con dirección norte, y hacia el albergue juvenil el itinerario acompaña el curso del río de El Bosque hasta el punto en el que se le une el no Majaceite. Durante este tramo es posible penetrar en el Bosque galería que la abundancia de agua ha hecho crecer a orillas del cauce.

  Amparados por la frondosa vegetación, se pueden ver numerosas especies de fauna Destaca la nutria (Lutra lutra), aunque para observarla hace falta experiencia y no menos fortuna.

  Cuando confluyen el río de El Bosque y el Majaceite, el recorrido sigue el cauce de este último, remontándolo hacia el este La vegetación comienza variar. La exuberancia del Bosque galería anterior deja paso a un paisaje más abierto por el que zigzaguea el sendero. El río es siempre el punto de referencia, pero en unas ocasiones esta a la derecha y en otras a la izquierda. Cada una de esas variaciones supone, irremediablemente, que hay que atravesar el cauce, lo que se hace en seis ocasiones y todas ellas por bellos puentes.

  La vegetación predominante es típicamente mediterránea, con abundantes matas de lentisco (Pistacia lentiscus)que aparecen sobre la roca caliza.

  Después de unas tres horas de remontar el curso del no, se alcanza la población de Benamahoma, que posee viejas tradiciones de fiestas de moros y cristianos, y donde comienza la segunda parte del recorrido.

Hacia el pinsapar

  El sendero abandona ahora la referencia del no para pasar a terrenos de la sierra del Pinar. El camino que se sigue conduce al camping de Los Linares y al puerto del Pinar, localizados al noreste de la población. El paisaje se puebla de rocas calizas que asoman desnudas a la superficie y de lentiscos que las intentan cubrir. Pero a medida que se asciende, comienzan a aparecer las encinas y los algarrobos (Ceratonia siliqua).

  Al frente y un poco a la derecha, se puede ver el pico de El Pinar, que con sus 1.654 m de altura es la mayor cumbre del parque. El sendero deja este pico a la derecha para alcanzar la zona del puerto del Pinar, punto de inflexión en la dirección general del recorrido. Se abandona la orientación noreste y se sigue la sureste.

  Por este punto se entra en la zona del pinsapar, en la que el principal protagonista es, sin duda, el pinsapo (Abies pinsapo). Este singular abeto ibérico permanece como superviviente botánico del Terciario, como muestra de la vegetación existente en la península durante ese período geológico.

  La sombra de estos árboles es densa, lo que dificulta el crecimiento de otras plantas bajo él. Sin embargo, en las zonas mas abiertas, así como en las grietas de las rocas calizas, se pueden contemplar algunas especies endémicas y poco comunes, como la amapola (Papaver rupifragum) o la linaria (Linaria platycalix), que colorean las pedrizas.

  Con suerte y paciencia es posible ver en estos Bosques a los elegantes venados, y en las zonas donde domina la roca, a las cabras monteses.

  Los pinsapos alcanzan aquí tallas de hasta 30 m de altura y 1 m de diámetro, con una edad calculada que ronda los cinco siglos, por lo que bien se les puede considerar como verdaderos monumentos vivientes.

  El itinerario cruza todo el pinsapar y el canchal de San Cristóbal, al pie del cerro de igual nombre, para acceder, otra vez entre matorral bajo y espinoso, al puerto de las Cumbres. Desde él parte un camino, en descenso, que conecta con la carretera que, desde Zahara de la Sierra-->, conduce a las proximidades del pueblo de Grazalema-->, ya sin pérdida posible.


 
Documento sin título
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad