Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Cantabria arrow Santoña, puerto conservero arrow arrow arrow
Santoña, puerto conservero Imprimir E-Mail

Santoña es una villa que se encuentra en la zona oriental de Cantabria, en España, situada en la bahía de su nombre, al pie del monte Buciero. Dista unos 45 km de la capital, Santander. La ciudad de Santoña está limitada al norte por la playa de Berria, al sur por la playa de San Martín, al este por el monte Buciero y al oeste por el puerto pesquero y la nueva sección de puerto deportivo que a su vez tiene al oeste las marismas.

Image

La acción del curso bajo del río Asón formó la llamada ría de Treto que desemboca en el estuario y cuyos sedimentos de abundantes limos formaron el ecosistema de la marisma santoñesa. El monte Buciero se eleva a unos 400 m; ocupa una superficie mayor que la mitad del total del Municipio. En tiempos pasados sus laderas estaban roturadas con terrazas que se aprovechaban para el cultivo. En época actual su vegetación es de sotobosque y matorral, con laureles, endrinos, avellanos, tejos y madroños. La base del monte por el lado que da al mar está configurada por una costa irregular y sinuosa que ofrece un gran acantilado. Rodeando el monte por su lado sur se encuentra la playa de San Martín, que es la entrada a la bahía. Frontero a esta playa aparece un arenal llamado El Puntal, perteneciente a la localidad de Laredo. Con la playa de San Martín comienza la ciudad por la parte sur.

La playa de Berria se encuentra en el norte de Santoña. Se formó por los arrastres que depositaron dos corrientes de mar de dirección contraria, N-S y S-N. Santoña era en la antigüedad casi una isla y sus aguas vertían por esta parte de la playa, pero se colmató la salida del agua por la acción de los vientos, formando un banco de arena y una línea de dunas con vegetación que fueron impidiendo el desagüe hacia el mar norte y formaron así un istmo, que son las actuales marismas. Parece ser que el canal que atraviesa las marismas llamado Canal de Boó, era el que efectuaba dicho desagüe. Las marismas son de un gran valor ecológico, reserva natural y zona protegida. Abarcan 3.500 hectáreas en las que están comprendidas una parte de Noja, Colindres y Limpias, además de la gran extensión de la propia Santoña.

En el límite oeste del Municipio se encuentra otro monte llamado el Brusco, de una altitud de 250 m. y hacia el sur oeste el monte Montehano, ya en el municipio de Escalante, donde está el Convento San Sebastián de Hano. En este convento están sepultados los restos de Bárbara Blomberg, madre de don Juan de Austria.

Monumentos y lugares de interés

- Santa María del Puerto

Iglesia de la primera mitad del siglo XIII. Fue uno de los primeros monasterios de Cantabria junto con el de San Vicente de Fístoles en Esles de Cayón. El monasterio tuvo un amplio dominio jurisdiccional hasta el siglo XVI. A partir del siglo XI dependió del gran monasterio de Nájera, por decisión del rey. Así se mantuvo hasta el siglo XIX en que desapareció con la Desamortización de Mendizábal.

- Casa-palacio de los marqueses de Chiloeches

Siglo XVIII. Fue el antiguo hospital militar. Tiene 3 pisos con fachada almohadillada y balcones corridos de hierro. La adornan grandes escudos barrocos. La cornisa está labrada. El tejaroz se apoya sobre zapatas talladas.

- Palacio de los marqueses de Manzanedo y duques de Santoña

De 1864, neoclásico. Tiene 2 pisos y desván. Las fachadas se presentan con grandes ventanales y un balcón en el segundo piso. La puerta de entrada es de medio punto. Su arquitecto fue Antonio Ruiz de Salces. En el siglo XXI el edificio alberga la Oficina de Turismo y salas de exposiciones.

Fuerte de San Carlos- Los fuertes

La situación de la ciudad de Santoña se considera privilegiada como posición estratégica para impedir el acceso a la bahía. Sin embargo hubo que construir edificaciones militares para poder defender la plaza en momentos de invasión. En 1639 hubo en efecto una invasión francesa y por ese motivo, años después, se empezó a planificar un sistema defensivo que sustituyera las frágiles defensas anteriores, que culminó con las construcciones del fuerte de San Martín y de San Carlos. Así la entrada a la bahía quedó bien protegida.

Pero el acceso por el norte, por la playa de Berria estaba totalmente desprotegido. En 1719 las tropas francesas entraron de nuevo por la parte del Brusco. Fueron precisamente los mismos franceses quienes comenzaron la edificación de los fuertes en esta parte de la ciudad, con motivo de su ocupación durante la Guerra de la Independencia. Se edificaron los fuertes llamados Mazo e Imperial o Napoleón. El fuerte llamado Imperial o Napoleón fue convertido en 1907 en las nuevas edificaciones para el actual penal llamado El Dueso, y el nombre de Napoleón pasó al otro fuerte, al que se llamaba Mazo.

- Fuerte de San Carlos

Está situado en la falda del monte y suponía la primera barrera para la entrada a la bahía.

Su estructura está situada en dos niveles. La parte de abajo está construida con sillares de piedra caliza. Tiene una galería corrida, en forma de ele, con vanos abocinados especialmente pensados para las armas de artillería. Sobre esta parte hay una terraza muy amplia donde se encontraban los cañones. En el nivel superior se conservan todavía algunos edificios rectangulares utilizados para vivienda; uno de ellos probablemente era un polvorín.

- Fuerte de San Martín

Fue la segunda barrera de fuego, en la falda del Buciero.

Construido en forma de uve, con dos pisos superpuestos que se comunicaban por una escalera de caracol interior. Se conserva todavía un edificio exento que se conoce como casa de oficiales. El fuerte está construido con grandes sillares de piedra arenisca por el frente sur y de caliza por el frente oeste. En el siglo XXI es propiedad del Ayuntamiento. Está reconstruido y rehabilitado para Centro Cultural y para sede de la Escuela-Taller de rehabilitación del Patrimonio.

- Fuerte de Napoleón

Llamado anteriormente fuerte de Mazo. Se encuentra protegiendo la parte norte de la población. Es más pequeño que los anteriores. Fue construido con la piedra que se extrajo para hacer la explanación del risco. Tiene una estructura amurallada rectangular. Se conservan también las ruinas de dos edificios que servían como alojamiento de los oficiales y de la tropa. Este fuerte nunca fue terminado. Se trataba de una gran obra sólida, con varios edificios, construida bajo la supervisión del conde de Cafarelli, que fue comandante general de las tropas de Napoleón en el norte de España. Tomó la plaza de Santoña y para proteger la parte norte y la playa de Berria mandó construir este fuerte.


Oficina de turismo:
Palacio Manzanedo, 39740 Santoña (Cantabria)
Tel. +34 942660066
(+información)

 


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad