Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Castilla la Mancha arrow Almagro arrow arrow arrow
Almagro Imprimir E-Mail

Almagro es una ciudad de España con 8.502 habitantes (INE 2005) en la comarca del Campo de Calatrava, provincia de Ciudad Real (Castilla la Mancha) (España). Importante conjunto histórico-artístico y enclave turístico.

Existen cultivos de cereal, vid, olivo y algodón; también hay ganadería. Existen canteras de basalto y minas de manganeso y yeso. Es tradicional la industria del encaje de blondas (los famosos encajes de bolillos); también la hay de la madera y de la construcción. Almagro es famoso por sus berenjenas, aliñadas con una fórmula tradicional y que poseen denominación de origen. Es muy famoso el Festival Internacional de Teatro Clásico que se celebra anualmente desde 1978.

Su entorno natural se halla encajado entre pequeñas sierras paleozoicas con algunos recursos de agua de escaso flujo: arroyos Pellejero y de Cuetos. Es del mayor interés la presencia de una zona volcánica (Cerro de la Yezosa), sobre los macizos de cuarcitas existentes, lo que singulariza la zona, junto a la de Olot y a la de Cabo de Gata, como los únicos territorios de origen volcánico de alguna importancia dentro de la Península Ibérica. Véase vulcanismo.

Limita: al NE con el municipio de Daimiel.

Monumentos

Es famosa su Plaza Mayor porticada en orden toscano, en su origen plaza de armas y posteriormente centro de una feria de comercio, de planta rectangular irregular y dos pisos, inspirada en las flamencas, y su famoso Corral de Comedias del siglo XVII, el único que se conserva íntegro de esa época.

Posee un importante Museo del Teatro con abundante iconografía teatral pictórica (retratos de actores, fundamentalmente), escultórica, de figurines, bocetos de escenografías, carteles, fotografías, trajes y maquetas, biblioteca con ediciones y manuscritos entre los siglos XVIII y XX, y un importante fondo de partituras musicales.

Al pasear por la ciudad pueden apreciarse numerosos y bien conservados portales de casas solariegas hidalgas; así, por ejemplo, en la plaza mayor, la Casa del Mayorazgo de los Molina y la de los Rosales; en la calle de las Nieves, las portadas de la Casa de los Wessel (apoderados de los Fugger) y de la Casa de los Xedler (desde cuya ubicación original, en la calle Franciscas, se trasladó hasta aquí en la posguerra), ambas del siglo XVI; al final de esta calle, la Casa del Prior y la Casa del Capellán de las Bernardas.

En la Plaza de Santo Domingo, el Palacio de los Marqueses de Torremejía, hoy escuela hogar de las Madres Dominicas, y el Palacio de los Condes de Valdeparaíso del s. XVIII, actual centro cultural y residencial, propiedad de la Excma. Diputación Provincial de Ciudad-Real. En la calle San Agustín está el Palacio de los Medrano del s. XVI. y al final de la calle Ramón y Cajal, la casa solariega de los Oviedo.

El Festival Internacional de Teatro Clásico anual que se celebra desde 1978 ha obligado a habilitar en la ciudad numerosos espacios dramáticos alternativos a su famoso Corral de Comedias. Uno de ellos es el Teatro municipal, un coliseo construido en 1863 según proyecto del arquitecto Cirilo Vara y Soria, que trató de resumir en su fisonomía y ornamentación los valores de la burguesía decimonónica. El Hospital de San Juan, por el contrario, es un moderno espacio escénico recientemente construido y al aire libre donde pueden representarse las obras con más exigencias técnicas.

El llamado erróneamente Palacio de los Fúcares es en realidad un antiguo almacén construido en el siglo XVI por los Fúcares o Fugger para almacenar mercurio y grano. La fachada es de ladrillo tapial y mampostería y el edificio se organiza en torno a un patio cuadrado central y dos galerías con arcos de ladrillo sostenidas por columnas de caliza. Destaca el zaguán y la escalera con su decoración en yeserías, influidas por el Palacio del Marqués de Santa Cruz en el cercano Viso del Marqués.

El Corral de Comedias se sitúa en la Plaza Mayor nº 18. Declarado Monumento Nacional el 4 de marzo de 1955, mantiene la estructura original de los teatros del s. XVII y es el único completo de esa época, acaso porque se le dio uso además como mesón. Se trata de un patio de unos 300 m² rodeado de 54 pies rectos de madera de color almagre (rojo óxido) que, a su vez, se apoyan en basas de piedra para proteger a éstos de la humedad. Posee dos pisos con aposentos y ganchos para el telón que había de defender del sol y las velas o candiles de aceite. En el patio hay un pozo situado a la entrada donde debía estar la alojería para surtir de refresco a los espectadores. En la actualidad, el Corral de Comedias sigue utilizándose para la representación de obras en el Festival Internacional de Teatro Clásico. Cuenta con un aforo de unas trescientas personas.

La arquitectura religiosa también ofrece excelentes ejemplos en Almagro. El Convento del Santísimo Sacramento de los Agustinos es una de los más importantes y donde mejor está expresada la cosmovisión barroca conjugando en un todo arquitectura y pintura. Sufrió los estragos de la Desamortización y actualmente sólo queda la iglesia con unos notables frescos en su interior. Este monumento fue declarado de Interés Cultural en 1993.

La Iglesia de la Madre de Dios está ubicada en lo que fue Hospital de Nuestra Señora de La Mayor, en solares comprados por la Villa en 1546. Es del gótico tardío con tímidos matices renacentistas, se levanta sobre una lonja y responde al tipo de iglesia columnaria y de salón, modelo muy extendido por La Mancha. Las naves, de igual altura, están cubiertas por bóveda de crucería. La fachada, con grandes contrafuertes, tiene un gran rosetón de ladrillo fechado en 1602 que proyecta una violenta luz sobre el altar. La torre, inacabada y construida en el lateral derecho de la fachada, es obra de Benito de Soto, arquitecto vecino de Almagro, en el siglo XVII.

El Convento de Santa Catalina alberga en la actualidad el Parador Nacional de Turismo y lo fundó Jerónimo de Ávila en el siglo XVII siguiendo las voluntades finales de su mujer. Los franciscanos lo habitaron a partir de 1612 y del conjunto primitivo y hábilmente reconstruido sólo queda la iglesia, de cruz latina (actual ermita de San Francisco), el claustro conocido como "Patio del laurel" (en el que algunos han creído ver en alguna ocasión fantasmas de monjes), y algunas dependencias.

En el Convento de la Encarnación destaca una excelente Anunciación de Vicente Carducho en el altar mayor. De las capillas es destacable la de los Orduña. La fachada es de gran sencillez y la portada se remató en el siglo XVIII con un magnífico escudo sostenido por tenentes leones rampantes y una corona marquesal con los escudos de los condes de Valdeparaíso y marqueses de Añavate. En la esquina con la calle Dominicas, existe una pequeña capilla que alberga al "Cristo de la Salud", talla del siglo XVII. El Convento de la Asunción de Calatrava es el de arquitectura más ambiciosa y espectacular. La iglesia fue lo primero en edificarse y en su estructura es gótica con elementos renacentistas; la nervadura de las bóvedas del techo es muy bella, pero también es hermosísimo el claustro, que ha servido también para representaciones dramáticas durante el Festival y es de planta rectangular con dos galerías de órdenes clásicos, jónico el primero y toscano el segundo. En las enjutas aparecen esculpidas las armas de los Padilla, alternando con decoración de rosetas. El cuarto superior está cerrado con una balaustrada de arenisca. Las puertas del claustro son platerescas. En 1854 es declarado Monumento Histórico Artístico.

La Iglesia de San Bartolomé o de los jesuitas fue fundada por licencia de Felipe III en 1602; su origen es muy antiguo y antes estaba en la plaza, pero se hundió y se llevó a un lugar cercano. Los fondos de los fieles, especialmente de la familia de los Mera, financiaron su construcción. Las obras, que comenzaron en 1625, se prolongarían durante decenios. Los jesuitas se encargaron de ella y en 1777, fecha de la expulsión de los jesuitas, el Colegio todavía no se había terminado. Esta dilación determina la mezcla del proyecto inicial con fuertes connotaciones clasicistas expresadas en el primer cuerpo de la portada de la Iglesia y el Colegio, con la transformación barroca que propicia el segundo arquitecto Tomás Núñez de la Barrera.


Oficina de turismo:
Plaza Mayor, 1 - 13270 Almagro (Ciudad Real)
Tel. +34 926860717 Fax +34 926860717
http://www.ciudad-almagro.com/   (+información)


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad