Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Castilla la Mancha arrow Almansa arrow arrow arrow
Almansa Imprimir E-Mail

ImageAlmansa es una ciudad de la provincia de Albacete (España), que se encuentra a 73 km de la capital. En 2006 cuenta con 25.075 habitantes, según datos del INE.

Desde el punto de vista físico, Almansa se encuentra en la zona donde se unen los sistemas montañosos ibérico y bético, que han dado lugar a una llanura situada a unos 700 metros sobre el nivel del mar, con unas montañas que la ciñen, pero que dejan unos pasillos de acceso hacia la Meseta y el Levante configurando el llamado Corredor de Almansa, considerado como uno de los 17 pasos naturales de la Península, su situación geográfica es Latitud 38º 51´ N, Longitud 1º 05´ O.

Esta especial situación geográfica ha originado la dotación de una importante infraestructura de comunicaciones, que configura a Almansa ciudad como un estratégico enclave de comunicaciones desde el centro peninsular a la zona levantina.

Esta obligada y favorable comunicación en ambos sentidos ha reunido en Almansa las influencias del Levante y la Meseta, forjando la peculiar personalidad de la ciudad y diferenciándola en buena medida del resto de las ciudades manchegas de cuya región forma parte.

La tradicional industria de Almansa es la fabricación de calzado, heredada de la fábrica Calzados Coloma, que llegó a ser una de las mayores de Europa con aproximadamente 1.000 trabajadores y que tras su desaparición permitió que sus operarios fundaran sus propias empresas de calzado. Como vestigios quedan en Almansa la plaza y la calle Aniceto Coloma, uno de los hermanos y socios propietarios de la fábrica.

Actualmente se ha diversificado merced principalmente a la construcción de un polígono industrial y sus posteriores ampliaciones. Hay empresas tan pintorescas como astilleros (Almansa está a 90 kilómetros del mar) y otras tan tradicionales como la fabricación de guitarras españolas.

Desde 1995, existe en la localidad una red de cable que nutre de televisión (en la actualidad también de Internet, teléfono y radio) a toda la ciudad. Esta red es propiedad de TVAlmansa S.L.

Uno de los últimos logros de Almansa es la construcción de un hospital en la ciudad, cuya puesta en funcionamiento está prevista para los primeros meses de 2007.

Qué ver

La parroquia de la Asunción es el resultado de varias etapas constructivas, desde el siglo XVI al XIX. Su interior es neoclásico con nave única y cabecera semicircular con columnas corintias, lo que le da un aire muy francés y recuerda la Capilla Real de Versalles. Las capillas laterales, de planta rectangular góticas alguna incluso con pilares helicoidales. La portada, a los pies del templo, es de concepción renacentista y se halla cobijada bajo un amplio arco. Una única torre de ladrillo visto, barroca de la segunda mitad del siglo XVIII, se alza en la fachada en el lado del evangelio. En ese mismo lateral está capilla del Sagrario o de la comunión, de planta de cruz latina y cúpula en el crucero y con portada enteramente rococó finamente labrada. Toda esta variedad estilística nos habla de las vicisitudes históricas de su edificación. En la primitiva construcción, decidida en 1524, intervendrían, según Pereda Hernández, los maestros Marquina, Pedro, Juan de Aranguren y Juanes de Segura, que levantarían un templo de nave única con capillas laterales, de tipo gótico-renacentista. La portada, de dos cuerpos, más finos, de talla inferior — con un relieve de la Anunciación, más tosco éste, ya de principios del siglo XVII. A fines del siglo XVIII comenzaría a renovarse totalmente el aspecto interior en el sentido indicado bajo los proyectos de Bartolomé de Rivelles.

Junto a la iglesia, en una placita se alza el Palacio de los Condes de Cirat, llamado también la casa Grande, de especial interés en su fachada con un acusado carácter manierista en todos sus detalles. Ofrece dos Cuerpos con columnas fajadas y almohadilladas en alternancia que parecen sacadas de tratados de arquitectura italianos, en especial de Sebastiano Serlio. El primer cuerpo enmarca la puerta y el segundo un gran escudo con niños tenantes y dos grandes figuras toscamente talladas rematado todo ello por un frontón triangular. La decoración almohadillada se prolonga a las dos ventanas laterales. Pérez Sánchez relaciona la decoración de esta fachada con la obra del gienense Francisco del Castillo. El patio interior es enormemente armónico, de planta cuadrada y tres arcos por frente sostenidos por columnas jónicas en los dos cuerpos que ofrece. En las enjutas de los arcos cueros.

En la plaza de San Agustín, cercana a la iglesia, se encuentra el Convento de las Agustinas, cuyo templo se reconstruyó al inicio del siglo XVIII según trazas de Juan Fauquet; el interior es de una nave con capillas laterales y coro alto -en clausura- a los pies crucero con cúpula y cabecera plana. De fino dibujo y hechura es su portada, donde consta la inscripción de 1704. El esquema es sencillo; el vano rectangular enmarcado por dos columnas, salomónicas sobre pedestales, que sostienen un entablamento que se quiebra con un gran florón pinjante central. El segundo cuerpo ofrece un alto-relieve de temática eucarística delimitado por dos pilastras esviadas. Toda la decoración de hojas carnosas ciertamente recuerda la de los retablos, como el del antiguo convento de Justinianas de Albacete.

El Convento de San Francisco es una sencilla construcción barroca (siglos XVII y XVIII) con una sobria iglesia de planta rectangular con capiteles laterales; aneja a ella, al lado de la epístola hay una amplia capilla con exuberante decoración en barro. El claustro es muy sencillo.

Otras edificaciones civiles, de sobrias fachadas, se levantan en torno a la iglesia (Casas de Montortal y de los Enríquez de Navarra). De noble aspecto es también el antiguo pósito, hoy casa de Cultura, adornada con labras heráldicas, en la plaza de San Agustín. El ayuntamiento neoclásico, presente en su cuerpo bajo una galería porticada de sobrio diseño. En él se guarda el llamado Cristo de las Batallas que, según la tradición, se encontró en 1707 en el campo de batalla. Separada del edificio está la torre del reloj municipal con precioso escudo rococó de la ciudad.

El Teatro Principal se encuentra ubicado en la esquina de la calle Cervantes con la calle Federico García Lorca. No se conoce documentación sobre el edificio si bien desde el principio su uso fue de teatro. Consta de dos partes diferenciadas: una como sala de representación y otra de carácter mixto (bar, asios, accesos, etc). A las afueras de la población todavía se mantiene la pequeña ermita de San Blas, del siglo XVIII, de planta centrada, con cúpula de perfil levantino y rica decoración interior.

A pocos kilómetros de Almansa se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Belén, patrona de la población. En él destaca la sencilla ermita barroca, levantada en el siglo XVII, de planta rectangular, coro alto a los pies y magnifico retablo de principios del XVIII; es interesante el camarín construido en ese mismo siglo, con cúpula y vistosas pinturas murales y pavimento de buena azulejería. Las construcciones anejas son esencialmente de la misma época dieciochesca.

Fiestas

- Del 1 al 6 de mayo se celebran las fiestas locales en honor a la patrona, Ntra. Sra. de Belén. Parte de estas fiestas consisten en pasacalles de Moros y Cristianos y «Grupos Festeros». Fiestas declaradas de Interés Turístico Regional. Para más información, visítese la Junta festera de calles y la Agrupación de comparsas.
- Del 28 de agosto al 4 de septiembre se celebra la Feria.

 


Oficina de turismo:
Calle del Castillo, 18 - 02640 Almansa (Albacete)
Tel. +34 967341008 (+información)

 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad