Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Cataluña arrow Manresa. El Milagro de la Luz arrow arrow arrow
Manresa. El Milagro de la Luz Imprimir E-Mail

Manresa es la capital de la comarca del Bages, en la provincia de Barcelona, Cataluña, España. Se encuentra a unos 50 km de la ciudad de Barcelona, en el corazón de Cataluña, marcando límite entre un entorno industrial al sur, y rural al norte.

Manresa tiene industrias de tejidos, hilados, química, maquinaria. En las últimas décadas ha sustituido la industria por el comercio. Es una ciudad con un interesante conjunto medieval, con sus puentes sobre el río Cardener y su iglesia de estilo gótico (llamada Seo, en catalán Seu). Además también podemos encontrar iglesias de estilo barroco así como interesantes edificaciones modernistas.

Está ubicada justo en el ángulo en el que confluyen los ríos Llobregat y Cardener. Nudo importante de comunicaciones, en especial con el eje del Llobregat y el eje transversal, entre la montaña y el mar, entre los valles interiores de Urgell y Segarra, y las comarcas orientales del país. Ha jugado siempre, a lo largo de la historia, un papel muy destacado en la organización de la Cataluña central.

Situada en el centro de Cataluña. El río Cardener pasa por el sudoeste de la ciudad, sin embargo el municipio utiliza, para beber, el agua del río Llobregat, que pasa por el límite este del término. El agua es recogida a su paso por Balsareny y transportada a Manresa por una acequia (conocida como "La Acequia", "La Sèquia" en catalán) hasta el Parque de la Aguja.

La orografía urbana está claramente marcada por la existencia de varios cerros (Puigcardener, Puigmercadal, Puigterrà, Puigberenguer y Tossal de los Cigalones).

El territorio, dentro de la cuenca de erosión del centro de la comarca, está rodeado por una serie de cerros marginales de poca elevación (Collbaix, 544 m.; Bufalvent, 387 m.; Montlleó, 361 m.) y está regado (además del Llobregat y el Cardener), por las rieras de Rajadell y de Cornet (o de Guardiola), así como por diversos torrentes.

La ciudad está situada a 238 metros de altitud sobre el nivel del mar y disfruta de un clima entre mediterráneo y continental, muy extremado. Se trata de un clima seco con veranos muy calurosos e inviernos fríos. La temperatura media calculada en base a los últimos diez años ha sido de 7,0º en invierno, 14,0º en primavera, 15,1º en otoño y 23,3º en verano. La lluvia, a lo largo de la última década, es de una media de 590 litros por m² anuales. Se reparte en unos 94 días por año y se concentra, en su mayor parte, en la primavera y el otoño.

Monumentos y lugares de interés

- La ruta Medieval:

Colegiata Basílica de Santa María (La Seu)
Pont Vell de Manresa|El Pont Vell
El Pont Nou
La calle del Balç
La Muralla
La Cueva de San Ignacio
El Museo Comarcal
La ruta Barroca; de Manresa
El Palacio de Justícia
El Ayuntamiento
Ca l'Oller
La Capilla del Rapto
La Capilla de San Miguel Enfermo

- La ruta Modernista:

Cal Jorba
El Casino
Casa Lluvià
Casa Torrents (La Buressa)
Convento de Santa Clara
Museo de la Técnica

El Milagro de la luz

El Milagro de la luz es una leyenda de la tradición manresana que explica cómo una misteriosa luz proveniente de Montserrat atravesó las vidrieras de la antigua iglesia del Carmen el 21 de febrero de 1345, provocando que se pusiera fin a la excomunión que pesaba sobre la ciudad llevada a cabo por el obispo de Vic a causa del paso de La Sèquia (acequia) de Manresa por tierras del obispado. La acequia canalizó el agua del Llobregat desde Balsareny hasta Manresa y, con su construcción, se acabó la escasez de agua que padecía el pueblo.

En 1339 los consejeros de la ciudad decidieron que tenía que hacerse una acequia que trajera el agua a la ciudad para poder asegurar su recogida, a fin de que ésta no dependiese de la lluvia. Sobrepasando las posibilidades de la ciudad pidieron ayuda al rey obteniéndola el 23 de agosto de 1339, cuando Pedro III concedía el permiso de realización de la acequia junto con una rebaja de impuestos para favorecer su construcción.

Así, en 1339 se decidió que su trazado y empezaron los trabajos de nivelación. La obra fue encargada al barcelonés Guillem Catà y a los hermanos Simó y Pere de Rodener.

Los primeros pleitos procedieron del obispo de Vic y de los habitantes de Santpedor que se negaron a pagar impuestos para su construcción.

Seguramente a últimos del año 1340, el obispo de Vic, Galzeran Sacosta, como señor de la jurisdicción de Sallent, se opuso a que la acequia pasara por su municipio que podía provocar, además, una bajada del caudal del Llobregat a su paso por Sallent.

Tras un año de negociaciones y discusiones, llegó la excomunión del obispo a los obreros y consejeros de Manresa, suspendiendo la práctica de todos los sacramentos y de toda la liturgia en el territorio de la ciudad.

Pese a todo, los obreros de la acequia continuaron trabajando en la construcción del canal. Se sabe que, en el año 1344, se estaba trabajando en la construcción del puente del Vilar en el término de Sallent.

El conflicto con el obispo duró hasta el año 1345, y se solucionó cuando, una vez muerto el obispo Galzeran Sacosta, su sucesor, Miguel de Ricomar, mantuvo una actitud más dialogante aceptando las compensaciones que le ofrecía la ciudad.

Según la tradición, el final del conflicto fue debido, sin embargo, al milagro de la Misteriosa Luz: una luz resplandeciente llegó, proveniente de la montaña de Montserrat, hasta la iglesia del Carmen, entrando por una ventana de la fachada principal, al mismo tiempo que las campanas empezaban a tocar solas. Un vez dentro se situó debajo de la llave de la bóveda del ábside central dividiéndose en tres rayos de luz que se repartieron entre el ábside, la capilla de la Santísima Trinidad y la de San Salvador. Después se volvieron a reunir los tres haces en uno solo que salió de la iglesia en dirección, otra vez, hacia Montserrat.

La explicación de este hecho fue la siguiente: ante el conflicto entre la ciudad de Manresa y el obispo de Vic, Dios se ponía al lado de la ciudad de Manresa. Por eso, una vez que el obispo supo la existencia de este milagro, se arrepintió de su actitud y quiso rectificarla, pero no le dio tiempo porque, como ya se ha dicho, murió el 5 de abril de 1345, antes de que pudiera levantar la prohibición. Por esta razón, también, el nuevo obispo Miguel de Ricomar, que tomó posesión del obispado el 12 de mayo de ese mismo año, se apresuró a levantar la excomunión y solucionar el conflicto.

Por último, el desenlace del conflicto se produjo con la redacción, aprobación y firma de los capítulos y condiciones de la concordia entre el obispo y la ciudad, firma que tuvo lugar el día 19 de noviembre de 1345 en Vic.

En 2001 el Orfeón Manresano produjo un musical, con música de Manel Camp y dirección de Teti Canal.


Oficina de turismo:
Via de St. Ignasi, 40 - 08240 Manresa (Barcelona)
Tel. +34 938784090 Fax +34 938784090

http://www.ajmanresa.org    (+información)


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad