Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Cataluña arrow Naturaleza, montaña y románico en el Valle de Arán arrow arrow arrow
Naturaleza, montaña y románico en el Valle de Arán Imprimir E-Mail

ImageEl Valle de Arán (Val d'Aran, nombre oficial, en aranés), también conocido simplemente como Arán, es una comarca española situada en los Pirineos centrales, en el extremo noroccidental de Cataluña (provincia de Lérida).

Limita al norte con Francia, con la provincia aragonesa de Huesca al suroeste, al sur con la comarca catalana de Alta Ribagorza y al este con la de Pallars Sobirà. La capital de la comarca es Viella (Vielha en aranés), con 2.834 habitantes (censo de 2003).

El nombre Val d'Aran es aranés. La teoría más difundida establece que Val d'Aran es en sí mismo un pleonasmo, ya que significaría Valle del Valle (val significa valle en aranés y aran, del antiguo euskera haran, también significa valle). La denominación Val d'Aran (en aranés) a menudo aparece escrita como era Val d'Aran usando el artículo femenino en aranés como parte del nombre. En catalán, se denominaría la Vall d'Aran y en castellano el Valle de Arán.

Es la única comarca de Cataluña que pertenece en gran parte a una cuenca atlántica. El Garona, que nace en el valle y lo atraviesa, desemboca en el océano Atlántico después de atravesar toda Gascuña. También tiene una pequeña parte de cuenca mediterránea, ya que el río Noguera Pallaresa nace a un centenar de metros del Garona, pero inicia el curso en dirección contraria. El treinta por ciento del territorio está por encima de los 2.000 metros de altitud.

Está formado por 33 pueblos de montaña, agrupados en nueve municipios: Arres, Les, Bausen, Naut, Aran ,Bossòst, Vielha e Mijaran, es Bòrdes , Vilamòs, y Canejan.

Sin embargo, desde el punto de vista administrativo, está divido en 6 términos (denominados terçons, tercios en castellano):

Quate Lócs
Lairisa
Marcatosa
Pujólo
Castiero
Arties-Garós


El Valle de Arán pertenece a la diócesis de Lérida desde finales del siglo XVIII. Hasta entonces dependió del obispado de Comminges.

Historia

Poblado desde la prehistoria como el resto de valles pirenaicos, el Valle fue incorporado al Imperio Romano. No resulta claro cuándo, pero parece que cuando César comienza la conquista de las Galias, el alto valle del Garona pertenece ya al imperio. La romanización penetraría a través de una vía romana que, procedente de Tolosa, atravesaba el valle y pasaba al Pallars a través del puerto de la Bonaigua. La importancia de la romanización la prueban topónimos como Viella y la presencia de lápidas y estelas funerárias. Con la caída del imperio, los valles quedaron abandonados a su suerte y se suceden unos siglos sin ninguna referencia al Valle.

Las primeras referencias concretas al Valle de Arán aparecen en el siglo X en el que el valle aparece formando parte del condado de Cominges (Comminges), que domina el alto Garona. En 1175, el valle pasa a formar parte de la Corona de Aragón mediante el Tratado de Amparanza (o Emperanza) firmado con el rey Alfonso II. En el año 1192 hay referencias de la construcción del Hospital de Vielha para dar cobijo a los viajeros.

El valle cambia de manos varias veces durante los siglos XII y XIII, pasando sucesivamente a manos de los condes soberanso de Bigorre, a los condes de Cominges o a los reyes de Aragón. Alfonso I reconoció la soberanía sobre el valle a Centulle de Bigorre en compensación por la ayuda prestada en la reconquista contra los moros (Centulle y su hermano el vizconde de Bearn compartieron el señorío de Zaragoza y el de Uncastillo, entre otros, en 1119), esta sección se realizó sin tener en cuenta que el valle se encontraba bajo la administración de su primo, Bernard II de Cominges. Este último decidió actuar arrebatando al de Bigorre varios señoríos, como el de Labrust.

Pedro II de Aragón renunció a sus pretensiones sobre el valle cuando llegó a un acuerdo con Bernard IV de Cominges según el cual Bernard se divorciaba de su mujer María de Montpellier para que esta se casase con el rey aragonés, a cambio este le cedió una serie de señoríos, entre los que se encontraba el Valle de Arán. No se tiene constancia que los condes de Cominges fueran vasallos de los reyes de Aragón por el valle de Arán, por lo que hay que suponer que su soberanía sobre el mismo era plena.

En 1298, gracias al convenio de Argelers, se determinó que el Valle de Arán permanecería provisionalmente bajo la administración del reino de Mallorca las partes en conflicto no llegasen a un acuerdo. Finalmente, en 1313 el conde de Cominges renunció a sus derechos soberanos sobre el valle permitiendo que los araneses decidieron por votación popular la permanencia en la Corona de Aragón al mismo tiempo que Jaime II otorgó al Valle de Arán el conjunto de privilegios denominado Era Querimònia, verdadera carta magna de Arán, ratificada por todos los reyes hasta Fernando VII.

En 1411, el Síndico (síndic) de Arán ofreció la unión libre y pactada de Arán con los condados catalanes, la cual fua aceptada por las cortes de Cataluña.

El Valle de Arán fue asolado durante la Sublevación de Cataluña (1640) en (1645), al mantenerse fiel al rey Felipe IV.

Más tarde, se muestra partidario del Archiduque Carlos de Austria [cita requerida] durante la Guerra de Sucesión Española excepto algunas personalidades de tendencias francófilas, como el barón de Les.

El Decreto de Nueva Planta de 1716, que suprimió parcialmente las instituciones políticas de Cataluña, no afectó al régimen político-administrativo del Valle de Arán, de forma que éste no fue incorporado a ninguno de los nuevos corregimientos en que se dividió Cataluña. Felipe V incluso dispensa al Valle del uso del papel sellado.

Parte de la invasión napoleónica de España se produce por el puerto de Viella (1810) y Napoleón incorpora el Valle al departamento francés de Haute Garonne. Tras la caída de Napoleón, el Valle es devuelto a la corona española en 1815. El 1833, durante la regencia de María Cristina, y en plena Primera Guerra Carlista, se suprimen las instituciones tradicionales aranesas y se incluye al Valle de Arán en el nuevo régimen administrativo general de España, incluyéndolo en la recién creada provincia de Lérida.

El siglo XX muestra tres hechos significativos para el Valle de Arán:

  1. La apertura de comunicaciones con el resto de España. Durante el invierno, el Valle de Arán quedaba incomunicado. El primer hito fue la construcción de la carretera del puerto de la Bonaigua, inaugurada en 1924, el cual permitió la comunicación con Cataluña. El segundo fue la construcción del túnel de Viella. Aunque los primeros proyectos son producidos en el año 1832 por ingenieros franceses, el túnel que no fue inaugurado hasta el año 1948, permitiendo el paso de circulación normal en 1965 y ahora en proyecto de modernización.
  2. La invasión del Valle de Arán por guerrilleros antifranquistas españoles (bajo dirección comunista) desde Francia en 1944 (operación Reconquista de España). La intención de estos guerrilleros, en su mayor parte veteranos de la guerra civil española y la Resistencia francesa, era reanudar la guerra en España estableciendo una cabeza de puente en territorio español, en la creencia de que una vez comenzada ésta, los aliados les ayudarían a derribar el gobierno de Franco. El 19 de octubre de 1944 unos tres mil hombres penetran en el valle. Sin embargo, la falta de apoyo popular, el hecho de que el gobierno español estaba al tanto de un posible ataque y la carencia de armamento pesado les impiden tomar siquiera Viella o el puerto de la Bonaigua, de forma que las tropas franquistas rechazan fácilmente la invasión. El 27 de octubre se inicia el la retirada. Será el último intento de derrotar a Franco por la fuerza. Según los datos oficiales, en la operación Reconquista murieron 129 guerrilleros, 214 catorce fueron heridos y 218 hechos prisioneros, de los cuales a una buena parte les fue aplicada la pena de muerte.
  3. La recuperación parcial de los privilegios y fueros del Valle de Arán. Durante la Segunda República española aparecieron nuevas demandas de la restauración del Conselh Generau d'Aran. El Centre Aranés —constituido por la elite aranesa residente en Barcelona— pidió formalmente en una carta dirigida al presidente de la Generalitat de Cataluña que el Estatuto de Autonomía, que se estaba redactando en aquellos momentos, contemplase la restauración del Conselh Generau d’Aran y la restauración de algunos privilegios históricos. Aquellas demandas no fueron contempladas en la redacción final del Estatuto de Nùria. La Guerra Civil española y la dictadura de Franco acabaron con cualquier intento de restauración de la autonomía aranesa. No fue hasta 1990, mediante la Ley 16/1990, de 13 de julio, sobre el régimen especial del Valle de Arán (desarrollo de la disposición adicional primera del Estatuto de Autonomía de Cataluña) que se restauraron parte de los derechos históricos del Valle de Arán. Así, se restableció el Consejo General (Conselh Generau d'Aran) y el Síndico de Arán (Síndic d'Aran) como principales instituciones de la organización administrativa propia del Valle de Arán, y se hizo cooficial el aranés.

Flora y fauna

Los vertientes de las montañas -entre los 1000 y los 2000 metros- están cubiertos de bosques. En las zonas de menor altitud crecen pinos silvestres y hayas, los cuales dan paso a los abetos y a los pinos negros en las zonas de mayor altitud. Por encima de la zona forestal existen prados alpinos.

Las especies del Valle de Arán que están en peligro de extinción, con programas de reintroducción o de protección y conservación son:

Oso pardo (Ursus arctos),
Perdiz blanca (Lagopus mutus)
Lagartija aranesa (Lacerta aranica)
Quebrantahuesos (Gypaëtus barbatus)

Gastronomía

La climatología del Valle de Aran influye directamente en su cocina. Los rigores invernales hacen necesario una alimentación consistente. Son típicas las sopas, los estofados y la llamada olla aranesa. El postre más característico son las crêpes, también llamadas en aranés: crespets, brescajus o pasteres, según el lugar del valle donde te las comas. También se utilizan mucho los productos de la tierra como carnes de ovino y bovino y frutos del bosque como la fresa silvestre, la frambuesa y la mora.


Oficina de turismo:
Sarriulèra, 10 - 25598 Salardú (Lleida)
Tel. +34973640110 +34 973641196 Fax +34 973640372
http://torisme.aran.org/ (+información)

 


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad