Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Extremadura arrow Mérida, el pasado romano arrow arrow arrow
Mérida, el pasado romano Imprimir E-Mail

Teatro RomanoMérida ciudad española, capital de la Comunidad autónoma de Extremadura, región situada al suroeste de España, y sede de sus instituciones de gobierno. Detrás de Badajoz y Cáceres, es el tercer núcleo de población de Extremadura.

Mérida se encuentra geográficamente casi en el centro de la región, atravesada por el Rio Guadiana y el Rio Albarregas y a 217 metros de altitud sobre el nivel del mar. Su importante conjunto arqueológico y monumental fue declarado por la UNESCO, en 1993, Patrimonio de la Humanidad.

Económicamente, Mérida es una ciudad de servicios, con una pequeña importancia industrial y un casi extinguido sector primario.

En 2006, el censo del INE registraba 53.915 habitantes. El padrón municipal del 1 de enero de 2006 registraba 55.713 habitantes.

Historia

La ciudad fue fundada en el 25 adC con el nombre de Emérita Augusta con soldados "eméritos" licenciados del ejército romano, de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras: Legio V Alaudae y Legio X Gemina. Estas legiones se ubicaron en el poblado ya existente a cambio de darles la categoría de ciudadanos romanos a los antiguos pobladores. La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania. El término "emeritus" significaba en latín retirado y se refería a los soldados jubilados con honor.

Se inicia así un periodo de gran esplendor del que dan testimonio sus magníficos edificios: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos.

Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar, cultural y una de las poblaciones más florecientes en época romana, que Ausonio catalogó el noveno lugar entre las más destacadas del Imperio delante de la misma Atenas.

En épocas posteriores Mérida sufrió incursiones de los pueblos bárbaros hasta el asentamiento de los visigodos que la hicieron capital de su reino durante los siglos VI y VII.

En el siglo VI sobresale la figura del Obispo Mausona y el cristianismo se arraiga con fuerza .De esta fe popular da muestra la figura de la Mártir Santa Eulalia, patrona de la ciudad. En el año 713 el caudillo árabe Muza conquistó la ciudad y sus tropas la arrasaron.

Mérida será sede Metropolitana hasta 1119 en que se trasladará a Santiago de Compostela.

A principio del siglo XIII , en 1230, las tropas cristianas de Alfonso IX conquistarán Mérida y la convertirán en sede del Priorato de San Marcos de León de la Orden de Santiago.

Será en época de los Reyes Católicos cuando la ciudad inicie una recuperación política gracias al apoyo del Maestre de Santiago, Don Alonso de Cárdenas, defensor de la causa de Isabel la Católica.

La invasión francesa supondrá para Mérida, igual que para el resto de Extremadura, una lamentable pérdida de parte de su patrimonio histórico artístico.

Santa María la MayorPosteriormente , la situación como nudo ferroviario de Mérida han convertido a la ciudad en un núcleo industrial y de servicios en alza, contribuyendo a su desarrollo el interés por parte de arqueólogos e instituciones regionales y provinciales en sacar a la luz la inmensa riqueza arqueológica que se continua descubriendo.

Estas circunstancias motivaron que el Conjunto Arqueológico Emeritense fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1993.

En 1994 recuperó la cabeza del Arzobispado cuyos orígenes se remontan a la época romana, en la que tuvo doce obispados sufragáneos (Edicto de Milán).

De este modo cada periodo histórico ha dejado impresa su huella en edificios y monumentos que hoy en día suponen su gran riqueza arqueológica para disfrute de las actuales y venideras generaciones que la visiten.

Clima

El clima de Mérida puede considerarse mediterráneo, aunque sensiblemente continentalizado por su lejanía del mar. Así, son muchos los días de verano en los que se rebasan los 40 ºC y no pocas las heladas invernales, habiendo llegado en ocasiones a los -8ºC, como en febrero de 2005.

En cuanto a las precipitaciones, lo habitual es que se recojan anualmente entre 450 y 500 mm. Sin embargo, hay que señalar que en Mérida, al igual que en el resto de la mitad sur de España, son habituales los ciclos de sequía, que oscilan en su duración entre los 2 y los 5 años.

Monumentos

- Teatro Romano :Construcción promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa e inaugurada, posiblemente, entre los años 16 adC a 15 adC.

Es uno de los más espectaculares monumentos de la ciudad y desde 1933 alberga el desarrollo del Festival de Teatro Clásico con lo cual recupera su función original y trasciende el mero ornamento.

Está compuesto por un graderío (cávea) con capacidad, en su momento, para 6.000 espectadores, divididos en tres zonas: imacavea, media y summa (esta última muy deteriorada en la actualidad), por la orchestra, lugar que en las representaciones ocupaba el coro, el escenario o pulpitum y por último el frontal de la escena (scaenae frons), una de las visiones más espectaculares y características del teatro, está formado por dos cuerpos de columnas corintias con basamentos y cornisas de mármol, adornado con esculturas en los espacios entre columnas y en él se abren tres puertas, una central llamada valva regia y dos laterales llamadas valvae hospitalia. Tras la escena se encuentra un jardín con una zona apergolada (Peristilo).

El teatro sufrió varias remodelaciones, la más importante, a finales del siglo I, posiblemente en la época del emperador Trajano, cuando se levantó el actual frente de la escena, y otra entre los años 330-340.

- Anfiteatro: Construcción más del gusto popular que el teatro, fue inaugurado en 8 adC. Este edificio estaba destinado a las luchas entre gladiadores, entre fieras o entre hombres y fieras.

Es un edificio formado por una arena central de forma elíptica rodeada de un graderío capaz para 15.000 espectadores divididos, al igual que en el teatro en tres zonas. De estas tres zonas solo se conserva en la actualidad la inferior ya que las dos superiores fueron utilizadas, tras su caída en desuso, como cantera para las construcciones adyacentes.

- El Circo: Con sus más de 400 m de longitud y 100 m de anchura era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, era el que gozaba de los favores de un público más dado a emociones fuertes que a cultas obras teatrales. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado, al lado de las calzada que unía Emerita con Corduba (Córdoba) y Tolletum (Toledo). En la actualidad existe un centro de interpretación junto al monumento y éste es totalmente visitable.

Tenía un aforo de unos 30.000 espectadores distribuidos en un graderío con la ya clásica división en cáveas marcada por las diferentes procedencias sociales de sus ocupantes.

La fecha de su construcción data de principios del siglo I. Posiblemente durante la época de Tiberio. El recinto posee una arena central donde se efectuaban las competiciones. En medio de ésta se encuentra una valla central llamada spina de una longitud de 223 m y una anchura de 8,5 m y decorada con monolitos y otros motivos.

Uno de los espectáculos favoritos eran las carreras de bigas (dos caballos) y cuádrigas (cuatro caballos). Los conductores de los carros llamados aurigas eran personajes muy populares siendo muchos de ellos inmortalizados en pinturas y mosaicos. Actualmente el Circo Romano de Mérida posee un recién construido centro de interpretación, que permite un mejor entendimiento de la estructura del monumento antes de entrar en él.

- Puente Romano: Se puede considerar, de algún modo, como el origen de la ciudad y, en todo caso, el que marca su trazado siendo prolongación de una de las arterias principales de la colonia, el Decumanus Maximus.

La situación del puente está cuidadosamente seleccionada en un vado del río Guadiana que ofrece como punto de apoyo una isla central que lo divide en dos cauces. La estructura original no ofrecía la continuidad de la actual, ya que estaba compuesto por dos tramos de arcos que se unían en la isla, donde había un gran tajamar. Éste fue sustituido por varios arcos en el siglo XVII, después de que una riada fechada en 1603 derribara parte de la estructura. En época romana se amplió en longitud varias veces, añadiéndose por lo menos cinco tramos de arcos consecutivamente para que el camino no se cortara en las periódicas crecidas del Guadiana. Eso ha hecho que esta obra llegue a los 792 m de largo, uno de los mayores que se conservan de ese momento

- Acueducto de los Milagros: Formaba parte de la conducción que traía el agua a Mérida desde el embalse de Proserpina situado a 5 km de la ciudad. Data de inicios del I dC. La arquería se encuentra actualmente bastante bien conservada, sobre todo el tramo que salva el valle del río Albarregas.

- Acueducto de Rabo de Buey-San Lázaro: Traía el agua de arroyos y manantiales subterráneos situados al Norte de la ciudad, se conserva bastante bien la conducción subterránea pero de la arquería construida para salvar el valle del Albarregas solo quedan tres pilares y sus correspondientes arcos próximos al monumento del circo romano y a otro acueducto del siglo XVI, en el que se utilizó el material del acueducto romano para su construcción.

- Templo de Diana: Edificio perteneciente al foro municipal de la ciudad. Es uno de los pocos de carácter religioso que se conserva en un estado satisfactorio. A pesar de su nombre, erróneamente asignado en su descubrimiento, el edificio estaba dedicado el culto imperial. Su construcción data del finales del siglo I aC. o principios del I d.C, en la época augustea.

De planta rectangular, y rodeado de columnas, tiene el frente orientado al foro. Este frontal estaba formado por un conjunto de seis columnas rematadas en un frontispicio.A la conservación actual del edificio contribuyó el haber estado incoporado al Palacio del conde de los Corbos, de estilo renacentista y cuyos restos pueden apreciarse aún en la sala interior del templo. En su construcción se empleó principalmente materiales graníticos.

- Arco de Trajano: Arco de entrada, posiblemente, al foro provincial. Estaba situado en el Cardo Maximus, una de las vías principales de la ciudad y comunicaba éste foro con el municipal. En su época estaba recubierto por mármol.

Construido en granito, y forrado en mármol en su origen, mide 13,97 m de alto, 5,70 m de ancho y 8,67 m correspondientes a la luz del arco. Se cree que tiene un carácter triunfal, aunque también pudo servir como antesala del Foro Provincial. Inmerso en la maraña constructiva moderna y enmascarado por las casas vecinas, este arco se yergue majestuoso y admirado por viajeros e historiadores de todos los tiempos. Su denominación es arbitraria, dado que la inscripción conmemorativa se perdió siglos atrás.

Puente Romano- Catedral Santa María la Mayor: Situada en pleno centro histórico de la capital extremeña, la Plaza de España, la Catedral se levanta, según algunos investigadores, sobre la que fuera en época visigoda, iglesia arzobispal de Mérida. Se reedificó tras la reconquista de la ciudad por lo que sus restos más antiguos, visibles actualmente, datan del siglo XIII. Su planta, que es rectangular, está dividida en tres naves por medio de pilares cuadrados con columnas adosadas sobre los que se apoyan arcos apuntados. En el exterior se pueden apreciar sus muros de sillería granítica. La portada que se abre a la plaza consta de un primer cuerpo, adintelado, sobre el que se superpone una hornacina-capilla que alberga una imagen de Nuestra Señora de la Guía. La portada de los pies, también adintelada pero de estilo neoclásico, fue construida en el siglo XVIII. Sobre ella se eleva la torre cuadrada, de fecha más reciente. La fachada oriental, a los pies del templo, es obra del maestro Mateo Sánchez de Villaviciosa. Consta de dos cuerpos; el inferior, con dobles pilastras cajeadas de orden jónico y el superior, con pilastras acanaladas corintias que enmarcan los escudos de Mérida y de la Orden de Santiago.

La catedral es de tres naves (la central, dos veces más ancha que las laterales), separadas por pilares de sección cuadrada, con una columna adosada en cada frente sobre la que apean arcos apuntados. La cubierta de las naves, originariamente de armadura mudéjar, es de bóveda de aristas.

El presbiterio consta de dos tramos, cubiertos con bóveda de terceletes sobre planta rectangular el primero y en abanico el segundo, con claves decoradas con un florón vegetal y con el Cordero Místico. A ambos lados del presbiterio, bajo arcosolios, se pueden admirar los sepulcros de alabastro de Don Diego de Vera y Mendoza, de la Orden de Santiago y de su esposa Doña Marina Gómez de Figueroa. El ábside central está decorado con un gran retablo de 1762. Tiene dos cuerpos, que dejan al descubierto una ventana del siglo XIII.

La hornacina central del segundo cuerpo, que apoya sobre un basamento de pedestales, está ocupada por la imagen de la titular de la iglesia, a la que acompañan los apóstoles Pedro y Pablo y las santas emeritenses Eulalia y Julia.

De las capillas absidales sobresale la de la Epístola, de los conde de la Roca, dividida en dos tramos y cubierta ambas con bóvedas de crucería, luciendo en una de las claves el escudo de los patrones de la misma. En la capilla del lado del Evangelio brilla con luz propia la impresionante talla del Cristo de la O, magnífica obra de la imaginería de mediados del siglo XVI.

Entre las capillas funerarias merecen destacarse las de doña Cecilia de Mendoza, del primer tercio del siglo XVI, y la construida por encargo del conquistador emeritense Moreno de Almaraz.

- Basílica de Santa Eulalia: Tras la llamada “Paz de la Iglesia” en época de Constantino, en el siglo V, se construyó esta Iglesia cristiana, declarada Monumento Nacional, en la cual pudieron enterrarse los restos de la mártir Santa Eulalia, perseguida y martirizada en época de Diocleciano, y los restos de los arzobispos de la sede emeritense.

Las mejoras y excavaciones realizadas en esta basílica desde 1990, pusieron de relieve la enorme importancia histórica y artística del edificio, donde se han ido construyendo a través de los siglos, diversas muestras escultóricas y arquitectónicas relacionadas éstas con los momentos históricos dados en la región.

Muestras del arte paleocristiano, visigodo, bizantino y románico, tienen un fiel reflejo entre los muros de esta Basílica, que de una forma didáctica y modélica muestra al visitante el interior y las zonas excavadas.

En el exterior se conserva el famoso “hornito”, construido en honor de la mártir Santa Eulalia, con los restos de lo que fuera un templo dedicado al dios Marte y que se ha convertido en auténtico centro de veneración popular cristiana.

- Alcazaba árabe: Junto al puente romano del río Guadiana. Construida por Abderraman II en el año 835 d.C. como bastión para controlar la ciudad, que desde el año 805 se había rebelado continuamente contra el dominio emiral. Es una construcción compleja, que consta de un gran recinto cuadrado de 130 metros de lado capaz de albergar un buen número de tropas. En su interior se encuentran un maravilloso aljibe, edificio singular donde los halla, compuesto de una cisterna de agua inacabable (filtrada desde el Guadiana) a la que se accedía con un doble corredor desde el piso bajo de una torre. En uno de sus extremos se construyó un convento para la Orden de Santiago y que actualmente es la sede de la presidencia de la Junta de Extremadura. Junto al puente romano hay adosado otro recinto más pequeño, el denominado alcazarejo, que controlaba el paso del río a la ciudad.

Museo de Arte RomanoMuseos

- Museo Nacional de Arte Romano: El Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, obra del prestigioso arquitecto Rafael Moneo, fue inaugurado en septiembre de 1986, albergando una excelente colección de objetos de época romana provenientes del yacimiento arqueológico de la que fuera colonia Augusta Emerita, hoy Mérida. La colección actual estuvo ubicada hasta la construcción del actual edificio en el hoy museo o colección visigoda en el antiguo convento de Santa Clara. Su visita es fundamental para conocer el pasado de la ciudad y hacernos una idea de lo que fue la antigua Mérida.

- Otros museos: Museo de Arte Visigodo, Museo de Geología y Paleontología de Extremadura, Museo del Ferrocarril, Museo del Agua, Museo Juan de Ávalos, Planetario de Extremadura.


Oficina de turismo:
Paseo José Alvares Sáenz de Buruaga, s/n - 06800 Mérida (Badajoz)
Tel. +34 924009730 Fax +34 924009731
http://www.merida.es (+información)

 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad