Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow Navarra arrow Puente La Reina-Gares arrow arrow arrow
Puente La Reina-Gares Imprimir E-Mail

Puente la Reina o Gares en euskera, es una villa situada en la Comunidad Foral de Navarra (Euskal Herria), a 24 km de la capital de esta comunidad (Pamplona). Esta villa es un punto muy importante en el camino de Santiago.

Municipio de 39,7 km2 situado al Sur de la Sierra del Perdón, en el Valle de Valdizarbe (Ilzarbeko harana). Merindad de Pamplona. Clima mediterráneo, con una media de precipitaciones anuales de 593 mm, y una temperatura media anual que oscila entre los 11º y los 14º. Suelos compuestos de areniscas, limonitas, yesos y magras, predominando los pardocalizos. La mayor elevación, al norte del término, es el pico Ekoien, con 923 m. de altura. Paisaje fuertemente antropizado. Coníferas, quejigales, chopos, carrasca, coscojares y enebrales, alternando monte bajo con tierras de labranza. Población situada sobre terrazas fluviales y montañas, que hacen que la orografía sea abrupta. Cultivos cerealísticos, vid y olivo, con tendencia creciente al regadío con la reciente inauguración del Canal de Navarra que aprovecha las aguas del Pirineo recogidas en el pantano de Itoiz. El río Robo transcurre por el Valle llegando a desembocar en el Arga dentro del término municipal. También se encuentran el río Salado y los arroyos de Nekeas. Como fauna, el jabalí y el corzo, las rapaces, perdiz roja, gato montés, gineta, tejón y garduña. Diversas variedades de anfibios y en el río Arga, prácticamente todas las especies de agua dulce de Navarra, exceptuando el salmón.

Historia

Existen varios yacimientos arqueológicos en Puente la Reina que hacen pensar en una temprana ocupación humana del territorio de Valdizarbe. Muy cerca, en Mendigorria, las ruinas de Andelos, villa romana. A finales del siglo XI, con las luchas entre el primitivo Reino de Pamplona y el de Castilla como fondo, y la política de repoblación con gentes del norte contra el enemigo común musulmán, el Rey Alfonso I el Batallador dio Carta Puebla a una población de francos para que vinieran a establecerse en los márgenes del río Arga en el emplazamiento de la antigua aldea vascona de Garesch, Garex o Garez ("Trigales", según algunas fuentes). En 1122 se les concede el Fuero de Estella. El transcurso del Camino de Santiago, facilitado por la construcción del puente románico por la Reina Doña Mayor, favoreció el florecimiento del comercio. Ya se encuentra reseñado por Aymeric Picaud el hecho de que es en Puente la Reina donde se juntan los caminos francés y de Jaca para llegar a Santiago. Se le otorga posteriormente el título de villa y se celebran cortes en varias ocasiones. Se documenta la presencia de la Orden de los Templarios, a quienes Alfonso el Batallador había dejado en herencia todos sus territorios. Como no se aceptó ese testamento, Navarra se separó de Aragón nombrando Rey a García Ramírez, el Restaurador que, sin embargo, continuó favoreciendo al Temple, a quien el nuevo monarca dona el lugar puentesino de Murugarren, hasta la extinción de la Orden en 1312 cuando sus bienes y miembros pasan a la Orden de los Hospitalarios (los cuales no toman posesión hasta 1443). Hubo sublevaciones durante la Guerra de la Independencia, así como en la Guerra Realista. Durante la Primera Guerra Carlista estuvo fortificada y con importante guarnición de tropa cristina. En julio de 1835 fue sitiada y fuertemente bombardeada por la artillería carlista pero una salida de tropa cristina puso ésta fuera de combate, no cayendo nunca la localidad en manos carlistas que tanto la necesitaban para controlar la carretera Logroño - Pamplona. Se encuentran las ruinas del Fuerte Infanta Isabel en el contiguo Cerro de San Guillermo, junto a la Ermita de Arnotegui, y hasta hace poco era frecuente encontrar restos de munición por los alrededores. Durante la Tercera Guerra Carlista, los enfrentamientos fueron entre el general liberal Moriones y el carlista Ollo. En 1874, el propio Don Carlos VII establece su cuartel general en el Palacio del Patrimonial, hasta que abandona la población para la defensa de Estella.

Monumentos

Monumentos religiosos

- Iglesia Parroquial de Santiago (S XII). En su interior, talla románica en madera del apóstol Santiago el Mayor que, por estar cubierta de hollín cuando se descubrió, es conocida como "Beltza" (negro). Talla de la Virgen del Rosario; de San Bartolomé, en piedra; rico retablo barroco. Tibores chinos de la Dinastía Ming en el presbiterio.

- Iglesia del Crucifijo, perteneciente a la Orden de Malta, y administrada por los RR.PP. Reparadores. En su interior, un magnífico Cristo gótico de origen germánico, con una original forma de Y.

- Iglesia de San Pedro. En su interior la Virgen del Puy, más conocida por Virgen "del Chori" por una leyenda del Siglo XIX.

- Ermita de San Martín de Gomacin, prerrománica, cercana al Señorío de Villanueva.

Monumentos civiles

- Puente románico sobre el río Arga, que da nombre a la villa, por el que discurre el Camino de Santiago. Fue construido con tal propósito en el siglo XI probablemente por orden de doña Mayor, esposa del rey Sancho el Mayor, o doña Estefanía, esposa del rey García de Nájera.  Su longitud es de 110 metros por donde discurre una calzada de 4 metros de anchura, mientras que está sostenido sobre 6 arcos de medio punto y 5 pilares. En el centro había, hasta 1834, una hornacina con una imagen de la Virgen del Puy, donde se sitúa la leyenda del chori (el pajarito, en euskera).

- Muralla medieval con torreones, rodeando el casco histórico

- Casa del Vínculo, de estilo italiano y contiguo al puente.

- Palacio del Patrimonial: edificio de estilo italiano en la Calle Mayor, residencia histórica del Fiscal defensor del patrimonio del Rey de Navarra ante la Cámara de Comptos.

- Restos del Fuerte Infanta Isabel, fortificación construida por el ejército liberal en el siglo XIX junto a la ermita de Arnotegui (Obanos).

- Restos del palacio real de la Grana, donde pasaban temporadas los monarcas de la dinastía Evreux.

Cultura

Puente la Reina-Gares se encuentra en la zona de la Navarra Media, de modo que geográfica y culturalmente ha sido una zona de transición entre la tipología navarra pirenaica y la de la ribera. Hasta bien entrado el siglo XIX el euskera era la lengua que se hablaba en todo Valdizarbe, perdiéndose su uso casi por completo a principios del XX, a causa del trasiego generado por las guerras y por los trabajadores foráneos del ferrocarril del Carrascal. Hoy día hay un repunte de hablantes favorecido por los programas de euskaldunización que se llevan a cabo desde el Gobierno de Navarra. Muy cerca, en Uterga, el Abad Juan de Bearin escribe en 1621 un pequeño tratado de liturgia y un catecismo. En esas fechas (1635) se llega a prohibir por el Obispado de Pamplona la predicación en una lengua distinta del euskera, so pena de excomunión. Como la base de su economía ha sido y es la agricultura, la mayoría de manifestaciones culturales tiene mucho que ver con los ciclos del campo, así como con las tradiciones laborales propias de este medio. Se documenta la presencia de judíos y agotes entre la población puentesina hasta bien entrado el siglo XIV. Contaban con un barrio propio y sinagoga. Cabe destacar, entre la población hebrea, a la familia Bergerac. En el año 1328, a raiz de la muerte de Felipe el Hermoso de Francia y Navarra, se producen violentos pogroms en la población. Por lo que respecta a la arquitectura y el urbanismo, el casco histórico ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Puente la Reina es un ejemplo claro de villa medieval fortificada, de planta rectangular, con calles rectas y edificios de calidad. Se asemeja a las bastidas francesas, abundantes en la vecina Aquitania, y el tipo de construcción es el propio de la casa navarra autóctona, con zócalo de piedra, fábrica de ladrillo enfoscado y tejado a dos o cuatro aguas. Varias casas nobles blasonadas se reparten por la villa, destacando entre ellas la Casa del Vínculo y el Palacio del Patrimonial. La Calle Mayor coincide en su trazado con el Camino de Santiago, y va a desembocar al puente románico que da nombre a la Villa. A ésta afluyen diversas "belenas" (en euskera, subprincipal) que comunican con las calles que circundan el lienzo de la muralla. Esta muralla se encontraba jalonada por torreones aún hoy posibles de admirar. La villa se cerraba durante la noche con unas puertas hoy desaparecidas, en el intervalo de cuarenta campanadas que hasta hace poco se seguían tocando cada tarde. A las afueras está la Fuente de la Grana y un palacio real que perteneció a Carlos III el Noble, de la dinastía de Evreux, ahora desaparecido.

 Gastronomía

Destacan los vinos que se elaboran en el Señorío de Sarría, de muy alta calidad, así como el clarete característico de la D.O. Valdizarbe, que se comercializa en las cooperativas de la localidad. Las alubias pochas, los pimientos, tomates, espárragos y otras verduras nos anuncian que estamos cerca de la zona de la ribera, con una fertilidad especial. Es característico el cultivo de alholva y el tomillo. Se encuentran quesos de la vecina sierra de Urbasa. Abadejada, costillas de pastenco al sarmiento, cordero en fritada y en chilindrón, magras con tomate y pochas de Campollano. Por lo demás, la ternera navarra en el capítulo de carnes y la trucha con jamón o el bacalao al ajoarriero conforman lo más característico de la gastronomía autóctona.

Fiestas

Santigoak - Fiestas de Santiago: Uztailak 24 Julio - Uztailak 30 Julio Feriak - Ferias: Irailaren azken asteburuan - Último fin de semana de Septiembre. Romería a San Martín de Gomácin maiatzak 1 de mayo, eta iraileko bigarren igandean, el segundo domingo de septiembre.


Oficina de turismo:
Bajos del Ayuntamiento, 31100 Puente La Reina-Gares (Navarra)
Tel. +34 948340845 Fax +34 948340813   (+información)


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad