Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow País Vasco arrow Irún, ciudad fronteriza arrow arrow arrow
Irún, ciudad fronteriza Imprimir E-Mail

Irún (en euskera y oficialmente Irun) es un municipio de la provincia de Guipúzcoa, País Vasco (España). Es una ciudad fronteriza con Francia. El río Bidasoa limita el municipio por el este haciendo de frontera internacional entre Francia y España. Se trata de la segunda ciudad más importante de Guipúzcoa tras su capital, San Sebastián, con una población que ronda los 60.000 habitantes.

La economía de la ciudad gira en torno a su importancia como paso fronterizo entre Francia y España. Es el principal paso fronterizo entre estos dos países junto con la localidad catalana de La Junquera. Es un importante nudo ferroviario, logístico y de transportes. Cuenta también con un importante comercio y cierta industria.

En 1992 se encontraron importantes restos arqueológicos romanos en Irún que parecen confirmar que Irún sería la ciudad de Oiasso o Easo, que los geógrafos romanos colocaban en la costa del territorio vascón y cuya ubicación exacta había causado cierta controversia en los últimos siglos. (El gentilicio easonense utilizado para referirse a los habitantes de San Sebastián se basaba precisamente en la suposición de que esta ciudad había sido la Easo romana). Irún habría sido el asentamiento urbano y portuario relacionado con las cercanas minas de Peñas de Aya, que ya se explotaban en época romana y cuya explotación ha llegado casi hasta el presente.

Esta introducción viene a colación del hecho de que el origen etimológico del nombre de Irún está relacionado con el del nombre vasco de la ciudad de Pamplona (Iruña) y el del municipio alavés homónimo de Iruña. Curiosamente las tres localidades mencionadas, Irún en Guipúzcoa, Pamplona en Navarra e Iruña de Oca en Álava fueron posiblemente los tres asentamientos urbanos romanos más importantes en la zona norte del País Vasco y Navarra. Cada ciudad poseía un nombre latino diferente; Easo, Pompaelo y Veleia, pero en el idioma local poseían una denominación similar. Esta denominación provendría probablemente de la palabra vasca (h)iri (ciudad) y un segundo elemento que no está claro del todo, pero que podría ser on (buena): la buena ciudad. (Algunos etimologistas hablan de la gran ciudad) Mientras que Pamplona conservaría la conciencia de su antigüedad y la doble tradición en su nombre; Irún quedaría reducida a una pequeña aldea sin conciencia de sus orígenes romanos y Veleia-Iruña se convertiría en un despoblado.

Durante la Edad Media y en los siglos posteriores Irún recibiría el nombre de Irún-Uranzu. Pero con el paso de los años perdería ese segundo término de su nombre.

No hay casi diferencias entre el nombre castellano y el vasco de la ciudad, ya que se pronuncian y acentúan de idéntica manera. La diferencia estriba en su transcripción. En vasco, al no existir tildes según las modernas reglas de ortografía, el nombre se transcribe como Irun, mientras que en castellano se hace como Irún. Si bien la forma Irún ha sido la que tradicionalmente ha primado, actualmente la única denominación oficial del municipio es la de Irun.

El gentilicio de sus habitantes es el de irunés o irunesa. Se utiliza el de irundarra en vasco.

Monumentos

Monumentos religiosos

- Iglesia de Nuestra Señora del Juncal: iglesia parroquial irunesa construida entre 1508 y 1606 sobre un templo anterior. Combina elementos góticos y renacentistas. Es monumento histórico-artístico nacional. El retablo ha sido restaurado durante el 2006.
- Ermita de San Marcial: Ermita construida para conmemorar la Batalla de San Marcial en 1522. Fue reconstruida en 1804. Se sitúa en el Monte San Marcial en las afueras de la ciudad.
- Ermita de Santa Elena: la ermita data del siglo XIV, aunque en su interior se han encontrado restos arqueológicos de un templo romano del siglo I y de una necrópolis indígena más antigua. En la actualidad acoge un museo arqueológico en su interior. Está situada al sur del casco antiguo de la ciudad.

 Monumentos civiles

- Casa consistorial: el ayuntamiento de la ciudad se inauguró en 1763. De estilo barroco.
- Columna de San Juan Harri: Situada en la plaza de San Juan, cerca del ayuntamiento. Es una columna conmemorativa erigida en 1564, aunque existe cierta controversia sobre la razón de su construcción. Para algunos simboliza la independencia de Irún respecto de Fuenterrabía.
- Hospital Sancho de Urdanibia: un albergue-hospital erigido en 1644.
- Palacio de Urdanibia: Construido en 1612.
- Palacio Arbelaiz: Sirvió de albergue a numerosos monarcas españoles y franceses. Fue reconstruido después de ser destruido en la Guerra Civil.
- Fuente de Santa Elena: Edificio barroco de 1677, construido para albergar una pileta, junto a la ermita homónima.
- Isla de los Faisanes: condominio hispano-francés sobre el río Bidasoa, de gran importancia histórica.

Monumentos Naturales

- Parque Ecológico de Plaiaundi: formado en las marismas de la Bahía de Chingudi, en la desembocadura del río Bidasoa al mar, muy cerca de la ciudad. Lo forman 24 hectáreas de terreno. Tiene gran importancia como humedal en el que descansan hasta 175 especies diferentes de aves migratorias.
- Parque Natural de Peñas de Aya.

Museos

- El 20 de junio de 2006 fue inaugurado el Museo romano Oiasso, después de una fuerte inversión del estado en este museo donde se hace un paseo por la historia prerromana y romana de la ciudad. De gran eco en todo el País Vasco, es importante que el visitante lo visite para hacerse una idea de lo que fue Oiasso, uno de los puertos romanos más importantes del Atlántico.
- Museo ecológico de Plaiaundi: es el segundo espacio más importante del País Vasco, siendo el primero Urdaibai (en Vizcaya). Un bonito paseo que se recomienda hacer a media tarde (hacia las 16-17h) para observar todo lo mejor de la fauna que esta de paso. si coincide en época de migración tal vez impresione.
- Ermita de Santa Elena: Necrópolis romana, de gran importancia , junto con el puerto romano. Hasta hace poco no se podía visitar, pero ahora se hacen visitas guiadas desde el museo Oiasso a la ermita.

Gastronomía

Mucha variedad de matojo del norte , con un aroma y textura espectacular que gracias a él ofrece con una degustación que no olvidaras. La gastronomía de Irún esta influenciada por aires franceses y Navarros, cosa que le da prestigio. Se parece en casi todo a la gastronomía vasca en general, y como esta, tiene prestigiosos restaurantes y grandes platos, que el degustante no olvidara.

Fiestas

Las fiestas de la ciudad son las Fiestas tradicionales de San Pedro y San Marcial, conocidas popularmente como Sanmarciales, que se celebran a finales del mes de junio. El acto más importante de dichas fiestas es el Alarde de San Marcial, que es considerada fiesta de interés turístico nacional y se celebra el día 30 de junio.

- Alarde de San Marcial

El Alarde de San Marcial es un desfile cívico-militar en el que participa activamente buena parte de la población irunesa, que desfila por las calles de la ciudad ataviada con boinas rojas, chaqueta negra, camisa blanca, corbata roja, pantalones blancos y alpargatas blancos con cintas negras. Los soldados se dividen en txilibiteros, parches, redobles y escopeteros.

Esta fiesta tiene su origen en las antiguas leyes forales que regían en la provincia de Guipúzcoa. Según estas leyes el ejército real español solo tenía derecho a establecer guarniciones en San Sebastián y Fuenterrabía, mientras que el resto del territorio, en caso de invasión, era defendido por las milicias forales de las que formaba parte toda la población masculina adulta de la provincia. Según estas leyes el rey tenía que pedir permiso a las juntas generales de la provincia para que el ejército transitara por Guipúzcoa y los guipuzcoanos estaban exentos de la obligación de servir en el ejército fuera de su territorio. Una antigua ley obligaba a todas las localidades guipuzcoanas a pasar al menos una vez al año una revista de armas y gentes o alarde, a las milicias locales. Este alarde desapareció junto con las milicias forales durante el siglo XIX. Sin embargo, la ciudad de Irún, junto con la vecina Fuenterrabía, han conservado la costumbre de realizar este alarde anual, transformándola de obligación militar en una fiesta de carácter cívico.

En el caso de Irún, la fecha de celebración del Alarde, que tradicionalmente se realizaba en septiembre, se trasladó por un privilegio al día de San Pedro, 29 de junio, que era la víspera del aniversario de la Primera batalla de San Marcial (30 de junio de 1522), día en el que las milicias locales irunesas vencieron al ejército franco-navarro en el monte Aldabe, conocido desde entonces como monte San Marcial. En celebración de dicha victoria se celebra desde 1522 el día de San Marcial una procesión a la ermita erigida en honor del santo.

A principios del siglo XIX Alarde y procesión al monte San Marcial se unieron en un mismo acto que se celebra el 30 de junio. La configuración actual de la fiesta data de 1881. Diferentes compañías, que representan a los barrios de la ciudad desfilan por las calles de la ciudad. Cada compañía está liderada por una cantinera o dama de honor y lo forman varios centenares de hombres de infantería, txilibitos (o pífanos) y tambores. Estos ataviados con pantalones blancos, corbata roja, chaqueta negra, camisa blanca y boina roja. Las compañías desfilan al son de varias marchas tradicionales acompañados por la banda de música de la ciudad y la Tamborrada.

Todas las compañías se concentran en la Plaza Urdanibia, hasta que se produce la arrancada por parte de los hacheros, previo toque de cornetin. Entonces el Alarde desfila por la cuesta de San Marcial, hasta la Plaza San Juan en donde se encuentra el ayuntamiento. El General, entonces, entra a galope junto a la escolta de caballería del mismo. Tras un acto protocolario se disparan 2 o 3 salvas.

El Alarde continua, siendo la siguiente parada la Iglesia del Juncal. Allí se produce una misa y acto seguido se disparan unas salvas. La Batería de Artillería, mientras tanto, lleva a cabo varias descargas en la parte trasera de la Iglesia.

Una vez concluida la parada, el alarde se dirige de nuevo hacia la Plaza Urdanibia, pasando por la Calle Mayor (a la cual se accede desde la calle Fueros), dejando la bajada completa de la misma para el trayecto de la tarde.

La fiesta prosigue con la procesión al monte San Marcial donde se celebra la misa y se realiza una romería y una merienda campestre.

El Alarde prosigue por la tarde, desde la Plaza Urdanibia, y siguiendo el mismo camino de la mañana, avanza hasta la Iglesia del Juncal (sin parar en la Plaza San Juan). Una vez realizada la parada, se lleva a cabo el que será el ultimo tramo de Alarde del dia. Se sale de la Iglesia del Juncal y se enfila el paseo Colon (arteria principal de la ciudad), hasta la avenida Guipúzcoa. Se continua por esta ultima, hasta el ambulatorio y se sube hacia el Polideportivo. Una vez allí, se afronta el tramo más emotivo del dia, la bajada de la Calle Mayor para terminar en la Plaza San Juan.

Una vez en la plaza San Juan, el General ordena el Rompan Filas y cada compañía se dirige a su barrio.

La reivindicación, desde al menos 1996, por parte de colectivos de mujeres de su derecho a participar en el Alarde como soldados (papel tradicionalmente reservado a los hombres), produjo una fuerte polémica que desembocó finalmente en la división del antiguo Alarde organizado secularmente por el Ayuntamiento en dos desfiles de naturaleza privada: el llamado Alarde mixto, que suele congregar a cerca de 1.000 participantes (unos 900 en 2006) y el llamado Alarde tradicional que suele congregar a cerca de 8.000 participantes (7.919 en 2006).


Oficina de turismo:
Centro Comercial Barrio de Behobia, 20300 Irún (Guipúzcoa - Gipuzkoa)
Tel. +34 943622627
  (+información)


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad