Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Destinos

Inicio arrow Comunidades arrow País Vasco arrow Vitoria-Gasteiz (Álava) arrow arrow arrow
Vitoria-Gasteiz (Álava) Imprimir E-Mail

ImageVitoria (en euskera Gasteiz y oficialmente Vitoria-Gasteiz) es la capital del territorio histórico de Álava y de la comunidad autónoma del País Vasco (España).

En 1181 el rey navarro Sancho VI el Sabio funda la villa de Nueva Victoria sobre la colina que ocupaba el primitivo poblado de Gasteiz, levantando un recinto amurallado con el propósito principal de servir como fortificación defensiva. En el año 1200 Vitoria se incorpora a la Corona de Castilla al ser tomada por las tropas del rey Alfonso VIII, que la dotó de su primer ensanche gótico en la ladera oeste. Alfonso X el Sabio la extendió en 1256 hacia el este con nuevas calles gremiales. Fue importante su aljama judía antes de la expulsión ordenada por los Reyes Católicos, la judería, cuyo cementerio aún se conserva en forma de parque con un monumento conmemorativo de su pasado. En el año 1431, el rey Juan II de Castilla le otorga el título de ciudad.

En las últimas décadas Vitoria ha triplicado su población como consecuencia del crecimiento experimentado por el sector industrial en los años sesenta y setenta del siglo XX, y por el sector de servicios en la actualidad gracias a su condición de capital vasca. Vitoria es la capital del País Vasco . Esta cualidad ha hecho que se sitúen en ella los distintos órganos institucionales de la Comunidad Autónoma: presidencia del Gobierno en Ajuria Enea; Gobierno Vasco, en Lakua y el propio Parlamento, en la calle de Becerro de Bengoa. La capitalidad ha dado a la ciudad un dinamismo que se traduce en una mayor proyección a todos los niveles, estatal e internacional.

Vitoria es el lugar elegido por grandes empresas europeas, asiáticas y norteamericanas (Mercedes Benz, Michelin, Gamesa, o Daewoo) para acoger parte de su producción industrial.

Este perfil hace que el pueblo vitoriano, además de la herencia local, posea muy diferentes orígenes culturales, recibiendo durante la segunda mitad del siglo XX gran número de emigrantes de procedencia nacional en un primer momento y magrebí y latinoamericana actualmente. Como consecuencia de ello, Vitoria es una ciudad inquieta, multicultural y en permanente expansión. Después de Gerona, es la segunda ciudad de España con mayor calidad de vida, y ocupa el primer lugar en el ranking de áreas verdes y espacios culturales por persona.

Cultura

La cultura forma parte intrínseca de la ciudad, salpicada de museos de la mayor calidad. El nuevo Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo "ARTIUM", ofrece una magnífica colección de arte vasco y español desde comienzos del siglo XX hasta la actualidad, considerada como una de las más importantes del Estado. Asimismo, en la casa-hotel del Conde de Dávila (de 1912), está el Museo de Bellas Artes de Vitoria, situado en el ecléctico Paseo de Fray Francisco (famoso por sus suntuosos y en ocasiones excéntricos palacios de principios del siglo XX), con una brillante selección de costumbrismo vasco, tallas románicas o góticas, trípticos flamencos, y cuadros del XVIII y XIX. Forma parte con el de Arqueología, situado en la Plaza de la Burullería (uno de los más hermosos rincones de Vitoria), de una red de Museos que completan el de Armería (también en el Paseo de Fray Francisco, junto a Ajuria Enea), Ciencias Naturales (en la imponente Torre de Doña Otxanda, siglo XV) y Naipes (con la mayor colección de naipes del mundo gracias a la aportación de la empresa local Naipes de Heraclio Fournier S.A., fundada en 1868). Aparte de los grandes museos, numerosas galerías de arte se distribuyen por la ciudad para dar albergue a exposiciones de todo tipo.

Con grandes inquietudes en lo referente a las vanguardias, el diseño y los deportes, Vitoria es el perfecto modelo de ciudad sostenible. Anualmente se celebra en Vitoria un importante Festival de Jazz -entre el 15 y el 21 de julio, en el que han tomado parte casi todas las grandes leyendas del género, desde Ella Fitzgerald, Dizzy Gillespie, o Miles Davis, hasta Chick Corea, Bobby Mc Ferrin, o Wynton Marsalis, que ha compuesto un álbum homenaje al festival. La manifestación festiva más importante de la ciudad sin embargo, son las fiestas de la Blanca, que tienen lugar entre el 4 y el 9 de agosto. Sin olvidar el Día del Blusa (celebrado cada 25 de julio desde 1926), con su tradicional mercado de ajos, ni la Romería de Olarizu (el primer lunes después de la Virgen de setiembre).

Desde el punto de vista urbanístico, Vitoria es una ciudad de tamaño medio, de tranquilas y a menudo frías calles, cuyo trazado se adapta a las tradiciones de cada momento histórico. El casco medieval se desarrolla en forma de almendra en torno a la colina fundacional, que por su situación privilegiada como única elevación en la llanada alavesa, se convirtió en un bastión defensivo codiciado por los reinos de Navarra y Castilla durante los siglos XI y XII. Debido a esa primera función defensiva, sus calles estrechas y sombrías rodean el óvalo originario, en compactas hileras de viviendas paralelas entre sí y con respecto a las murallas medievales (de las cuales sólo se conservan algunos tramos y portones). En el XIX, y ante la evidencia de que la ciudad se estaba quedando pequeña, se planificó un ensanche en estilo neoclásico, y poco a poco la planificación de la ciudad fue dando a Vitoria su forma actual.

La almendra medieval, como suele llamarse, cuenta con multitud de joyas arquitectónicas tales como el Palacio de Bendaña, sede del Museo Fournier de naipes (erigido en el año 1525 por D. Juan López de Arrieta, en el solar ocupado antes por la torre defensiva erigida por los Maeztu). El Palacio Escoriaza-Esquivel, del S XV, construido por Claudio de Arziniega. El de Villa Suso, en el que habitó Martín de Salinas, embajador de Carlos V (del S XVI). Y el mayor tesoro medieval de Vitoria: la Catedral de Santa María.

La historia de la Catedral Vieja (como se conoce popularmente), es en sí misma una síntesis de la historia de Vitoria. Edificada sobre el cementerio de la primitiva aldea vascona de Gasteiz (que hoy se puede visitar gracias a las excavaciones), la iglesia de Santa María se derrumbó con el incendio de 1202, y Alfonso VIII (que había conquistado la plaza apenas 2 años antes), ordenó reconstruir la ciudad y levantar en el sitio de la anterior iglesia una nueva que había de servir dos propósitos bien distintos: salvar almas y guardar armas. Así nació la Catedral de Santa María, todavía iglesia, como un templo-fortaleza que servía de entrada a la ciudad. El proyecto fue cambiando con los siglos, de tal forma que cada modificación se hizo sin tener en cuenta las anteriores, esto fue así en el siglo XV (cuando la iglesia se convirtió en colegiata), y finalmente en los años sesenta, cuando se decidió revertir las obras de fortalecimiento de los muros exteriores y ampliar los ventanales por motivos puramente estéticos. Lo que acabó obligando a cerrar el templo por temor a que se colapsase durante las misas. Hoy la Catedral vuelve a estar abierta, y ofrece al visitante una experiencia única: un paseo a través del tiempo por capas. Desde los vestigios de la aldea originaria, raíz de la Vitoria actual, hasta el rediseño gótico de mediados del siglo XX, pasando por cimientos de más de un milenio de antigüedad, y planes románicos y góticos, todos perfectamente discernibles por el color de los materiales utilizados en cada etapa. Una oportunidad única en el mundo de transitar por los atajos de la historia, en un templo que por sus peculiares características, y múltiples funciones a lo largo de su vida, se ha convertido en el principal atractivo de Vitoria. Ken Follett, autor de "Los Pilares de la Tierra", dijo tras su estancia en la ciudad que Santa María era una de las tres catedrales más interesantes del mundo.

Desde la Edad Media hasta el XVIII, la población de Vitoria y el trazado de sus calles se mantienen casi sin variaciones. Y no es hasta finales del siglo XVIII, cuando el crecimiento hace necesaria la ampliación de la ciudad extramuros. Para solventar el problema de la diferencia de altura entre el núcleo original sobre la colina, y la llanada debajo, se erigen los Arcos y la Plaza Nueva, que suavizan la transición hacia el tan necesario ensanche neoclásico (s. XIX), de amplias calles y jardines, cuyo máximo exponente se encuentra en la calle Dato, el Parque de La Florida, y la Plaza de la Virgen Blanca, con sus fachadas jalonadas de miradores.

Finalmente, los nuevos barrios de Vitoria se construyen de acuerdo con un Plan Urbanístico que privilegia los parques, las zonas de esparcimiento y la calidad de vida. Compaginando el mantenimiento de la identidad de la ciudad con la necesidad de alojar a la creciente población. Tomando como referencia el barrio de San Martín, primer barrio nuevo planificado de esta forma, la ciudad ha aumentado su extensión a una velocidad vertiginosa, crecimiento concentrado en los últimos años en los barrios de Lakua, Salburua, y Zabalgana. La ciudad de Vitoria ha recibido varios premios internacionales por su desarrollo urbano. Mención especial merece el denominado anillo verde, una red de parques y espacios verdes que rodea a la ciudad, destinado a ser el pulmón de la futura Vitoria, y enlazar la ciudad con el espacio rural.

Festividades y eventos

28 de abril - San Prudencio -Patrón de los Alaveses
1 de mayo - Nuestra Señora de Estibaliz - Patrona de los Alaveses
15 de julio al 21 de julio - Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz,
25 de julio - Día del Blusa (los blusas son jóvenes que, ataviados con blusones típicos de los aldeanos y generalmente organizados en Cuadrillas, animan las fiestas de Vitoria y gozan de las mismas).
4 al 9 de agosto - Fiestas de La Blanca,
Lunes siguiente a la virgen de septiembre (8 de septiembre) - Romería de Olárizu.

Vida nocturna

La vida nocturna de Vitoria, está considerada como una de las más concurridas de todo el norte peninsular. Esto se debe principalmente a que más del 80% de los pubs, clubs y discotecas de la ciudad, están concentrados en tan sólo media docena de calles, habiendo en algunos casos varios locales de marcha en el casco viejo que están incluso uno al lado del otro (Algo que prohíbe la actual ley). Sus jueves universitarios también son muy concurridos.

Uno de los déficits de Vitoria en lo que a vida nocturna se refiere, se centra en la escasa oferta que ofrece la ciudad a partir de las 3 de la madrugada, puesto que aunque el número de discotecas es bastante amplio y están todas en el centro de la ciudad, se trata de locales de reducidas dimensiones, que en algunos casos han de cerrar sus accesos a una hora determinada por haber completado su aforo. Actualmente esta debatiéndose la posibilidad de abrir macro-discotecas en las afueras de la ciudad, pero esa idea por el momento no ha cuajado en el sector hostelero de Vitoria.


Oficina de turismo:
Plaza General Loma, 1 - 01005 Vitoria-Gasteiz (Álava - Araba )
Tel. +34 945161598 +34 945161599 Fax +34 945161105
http://www.vitoria-gasteiz.org/turismo

 


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad