La España Verde Imprimir E-Mail

La zona del norte peninsular bañada por el mar Cantábrico (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco) es conocida como Cornisa Cantábrica y también como España Verde, justo la que va de las Rías Bajas al golfo de Vizcaya.

Esta zona la dominan pueblos con una identidad cultural distinta y que debido a una difícil orografía ha estado tradicionalmente aislada, lo que ha consentido el rico capricho del tiempo y del espacio para almacenar y mantener una rica cultura tradicional casi indemne e incluso de lenguas muy antiguas.

En la España Verde destacan dos paisajes muy evidentes: la costa (el mar) y el interior (la montaña). La costa es variopinta con respecto a su perfil y está marcada por rías, acantilados, playas de arena blanca y numerosos pueblos marineros tradicionales. En la montaña destaca la diversidad paisajística y sus contrastes, donde dominan los prados verdes, sus tupidos bosques (hayas, robles y castaños), sus profundo barrancos y valles y los ríos de agua salada.
Este exuberante paisaje es de una riqueza ecológica sin precedentes, uno de los más destacados de Europa, que a nadie defraudará. Por ello algunos espacios de la denominada España Verde han sido declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO (Parque Nacional de Picos de Europa, Parques Naturales de Redes, de Somiedo, de Liencres y de Fuentes del Narcea, la Reserva de Terras do Miño y de la Ría de Urdaibai). También han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad las Cuevas de Altamira en Cantabria. Otros parajes de interés son el macizo de Aiako Harria, los acantilados de A Capelada, las Islas Atlánticas, etc.
El listado de recursos naturales es interminable y se pueden conocer a través de la extraordinaria red de centros de interpretación y oficinas de turismo y con la ayuda de empresas especializadas podrá realizar visitas guiadas y practicar senderismo (caminando, a caballo o en bicicleta). Para los más osados existe una amplia oferta de actividades de turismo activo: descensos en canoa, piragüismo, rafting, descenso de barrancos, espeleología, rappel, etc.
La España Verde seducirá también por su rico patrimonio histórico y artístico (pinturas rupestres, prerrománica, románico, gótico y barroco). También por sus museos, desde el vanguardista Museo Guggenhei de Bilbao hasta el de Altamira y Santillana del Mar.
Es muy importante destacar los espacios rurales y las formas de vida de sus gentes, sus costumbres y tradiciones, la artesanía, las fiestas y la magnífica gastronomía y enología.
Se cuenta con una extraordinaria infraestructura turística, base de numerosos establecimientos rurales, una buenas comunicaciones aéreas y por carretera.

 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad