Ruralpoint.com - Tu punto de encuentro con el Turismo Rural

Inicio arrow Rutas arrow Castilla y León arrow Ruta de los Castillos arrow arrow arrow
Ruta de los Castillos Imprimir E-Mail

Los castillos cumplen una función defensiva, pero son también un símbolo del poder señorial. En esta ruta podremos disfrutar de su belleza, recorriendo las poblaciones vallisoletanas de Simancas, Tordesillas, Peñafiel y Medina del Campo, siguiendo hasta Arévalo, en Ávila. Finalmente nos adentraremos en tierras segovianas para visitar Cuéllar, Coca, Sepúlveda y Pedraza.

 

TORDESILLAS

Tordesillas está situada 25 km al suroeste de la capital, Valladolid (España), a una altura de 702 m sobre el nivel del mar.

En origen fue un alto escarpe fortificado que servía de vigilancia los campos yermos de alrededor que constituían parte de la Extremadura castellana. Había otros puntos en igual altura que servían también de vigilancia: Zamora, Toro (Zamora) y Simancas (Valladolid).

Conserva todavía algunos vestigios de muralla de piedra y ladrillo que rodeaba la población. Tiene un puente medieval, en piedra de sillería con diez ojos de arco apuntado y tajamares en los pilares. En su origen este puente tenía un castillo de defensa construido a un tercio de la entrada. El entramado urbano se organiza a partir de dos calles perpendiculares que terminan (o empiezan) en la plaza Mayor, siguiendo el esquema de los campamentos romanos.

No nos podemos perder:
- Plaza Mayor: Su estructura actual data del siglo XVII. Es un perfecto cuadrado al que acceden las entradas de cuatro calles. Está toda ella porticada y las casas de dos pisos de altura tienen abajo los locales de las tiendas. Las fachadas presentan grandes ventanales y balcones, diseñados especialmente para presenciar desde ellos las fiestas y los espectáculos. Es una típica plaza castellana donde se encuentra el Ayuntamiento.

- Monasterio de Santa Clara. Está edificado sobre el antiguo palacio mudéjar llamado Pelea de Benimerín (que a su vez se edificó sobre otro árabe), mandado construir en 1340 por Alfonso XI de Castilla después de su triunfo en la Batalla del Salado, financiado con el botín sacado en dicha batalla. De esta manera conmemoró la victoria sobre los benimerines africanos que habían llegado a Granada requeridos por Mohamed I, vasallo de Castilla. Su hijo Pedro I el Cruel lo arregló y se lo cedió en 1363 a sus hijas Beatriz e Isabel para que lo transformaran en un convento.
- San Antolín. Iglesia-museo, donde están recogidas y expuestas una serie de piezas artísticas de la propia iglesia y de otras varias de la villa, entre las que destaca la tumba de los Alderetes.

PEÑAFIEL

La Villa de Peñafiel es el centro de la Comarca, situada en una encrucijada de caminos y culturas, a 56 Km. de la capital Valladolid, en dirección este.

Su origen se remonta a culturas prehistóricas, aunque es durante la Reconquista cuando se asienta un núcleo urbano al pie del cerro que domina el castillo. A principios del siglo X Penna Fidele se erige como plaza fuerte frente al Islam, pasando a depender a finales de siglo del Condado de Castilla. Con Sancho García, adquiere una posición privilegiada al albergar un castillo de frontera. El Domingo de Resurrección se celebra la bajada del ángel, una fiesta de origen medieval que se conserva, con características similares en Aranda de Duero (Burgos) y en Tudela (Navarra).

MEDINA DEL CAMPO

Medina del Campo está considerada como Conjunto Histórico Artístico desde el 14 de octubre de 1978 por conservar un extraordinario patrimonio monumental de la época, presidido por la robusta figura del Castillo de La Mota. La construcción data del siglo XV, iniciada durante el reinado de Juan II de Castilla, llevándose a cabo importantes reformas bajo el gobierno de los Reyes Católicos, que en 1493 le darían su perfil definitivo. Sin embargo anteriormente la fortaleza había tenido participación en acontecimientos sucedidos durante el reinado de Pedro I de Castilla. César Borgia, que conseguiría fugarse desde una ventana, el Duque de Calabria o Hernando Pizarro sufrirían aquí su cautiverio. Su hermosa portada gótica del Patio de Armas, la escalera de Honor, el mirador de la Reina y la torre del Homenaje con sus artesanados mudéjares, son hoy solemnes decorados para numerosas reuniones culturales, políticas y sociales.

En el casco antiguo brilla una colección de casas nobles, como el palacio renacentista de Dueñas, residencia ocasional de Carlos I, que aloja un hermoso patio plateresco y un generoso zaguán de artesanado mudéjar, el del Almirante del Marqués de Tejada y la Casa Blanca, único botón de muestra de las casas de campo del Renacimiento en toda Castilla. Los edificios civiles ponen su firma con el hospital de Simón Ruiz, fundado por el banquero del mismo nombre, en el siglo XVI y diseñado por Juan de Tolosa; las Carnicerías y el Ayuntamiento de 1660, con sus notables balcones. No perdamos la importancia de sus iglesias, son punto y aparte.

La monumentalidad de la Colegiata de San Antolín, obra de Juan Gil de Hontañón del siglo XVI, custodia el Pendón de los Reyes Católicos. Ennoblecen su interior un retablo plateresco firmado por Juan de Picardo, Juan Rodríguez y Conelis de Holanda, y el retablo de San Gregorio, decorado con primorosas pinturas renacentistas del siglo XVI. A sus encantos se suman las capillas de las Angustias de Alberto de Churriguera, una Piedad de Juan de Juni, la sillería del coro con bellos relieves de Juan Muniategui del siglo XVII, y un fabuloso órgano de Sebastián Miranda.

La iglesia de San Miguel luce un retablo a modo de tríptico con un descendimiento del siglo XVI de autor desconocido.

Por su parte, la iglesia de Santiago, también obra de Hontañon, custodia el sepulcro del Marqués de la Ensenada, un valioso retablo mayor, posiblemente salido del taller de Pedro de la Cuadra a finales del siglo XVI, y dos suntuosos relicarios del Hermano Domingo Beltrán. Los conventos de la Magdalena, -MM.Agustinas- con yeserías de Jerónimo del Corral y un notable retablo de Esteban Jordán, de Santa Clara, de Santa María la Real y la de los Carmelitas Descalzos completan su oferta artística religiosa y dan testimonio de su recio abolengo.

Destaca el Museo de Las Ferias, que ha sido premiado por la Asociación Profesional de Museólogos de España, (APME) Año 2000.

ARÉVALO

Se encuentra a 820 m de altitud, siendo bañado por los ríos Adaja y Arevalillo.
Es una de las ciudades de Castilla con mayor cantidad de monumentos románicos-mudéjar. No nos podemos perder:

- Las Murallas, las cuales solo son apreciables desde su parte norte desde el arevalillo, ya que su parte este casi no existe . Tenia 5 puertas y formaba un triangulo en cuyo vertice superior se encontraba el castillo Los lados del "triangulo eran los ríos arevalillo y adaja junto con el foso .Ahora sobre el foso se encuentra la plaza del arrabal.

- La iglesia de Santo Domingo, la de San Juan, la de Santa maría la Mayor del Castillo y la de San Martín, con una gran colección de obras de arte.

La iglesia de San Miguel, una de las más raras del románico mudéjar formada por dos torres ,y que es popularmente conocida como las gemelas.

- La iglesia del Salvador, en pleno centro del lugar . En ella se guardan los pasos de semana santa. y muy cerca de Arévalo, en el paraje llamado del Lugarejo, La Ermita de la Lugareja.

CUÉLLAR

La villa de Cuéllar está situada sobre un collado, al noroeste de la capital Segovia, a 60 km de la misma. Por su término pasan los ríos Cerquilla y Cega.
Se tiene conocimiento de asentamientos en la zona durante el periodo de la Edad de Hierro gracias a los yacimientos encontrados en la parte alta (un poblado) y en la parte de las Erijuelas de San Andrés (una necrópolis.

Qué visitar:
- Castillo de Cuéllar: Es una fortaleza muy antigua que existía ya en el siglo XI aunque el edificio actual data de los siglos XIV y XV, figurando como "castillo" en los documentos de 1306, donde el rey de Castilla y de León Fernando IV, hijo de María de Molina hace alusión al mismo. Está situado en la parte más alta de la colina
- Murallas: Es una construcción medieval que quizás tuviera su origen en el siglo XII. Las murallas se reconstruyeron y ampliaron durante los siglos XIV y XV con fines defensivos. Están hechas con material de cal y canto. En realidad se trata de dos murallas diferenciadas, la de la ciudadela y la de mayor recorrido que envuelve la villa.
- Iglesia de San Martín: Se encuentra en la explanada del castillo de los duques de Alburquerque. Es de estilo mudéjar del siglo XIV. Desde 1997 está instalado en este edificio el Centro de Interpretación del Mudéjar, donde se da a conocer las características de este arte con la ayuda de un espectáculo de luz y sonido.
- Iglesia de San Andrés:Ubicada extramuros de la ciudad. Está documentada desde 1277. Representa un monumento mudéjar de primer orden.
- Iglesia de San Esteban: Situada dentro del trazado de la segunda muralla que rodeaba la ciudad. Los pies de la iglesia dan con la línea de la muralla de la ciudadela que abrazaba todo el recinto del castillo. Es un edificio importante del arte mudéjar de la provincia de Segovia. Está documentada desde el año 1247. En esta iglesia se guardaba el archivo de la nobleza de la villa pues era el templo de la aristocracia.
- Iglesia de Santiago: Se encuentra cerca del arco de Santiago perteneciente a la muralla de la ciudadela. De estilo mudéjar, su documentación data de 1244. Sólo se conserva el ábside semicircular con arquerías de decoración mudéjar. Se han encontrado enterramientos antropomorfos bastante más antiguos que el edificio. Se restauró en 1988 por la Escuela-taller municipal. En esta iglesia se conservaba el archivo de la Casa de los Linajes de la villa, cuya fundación arranca en las primeras décadas del siglo XIV.

COCA

Coca está situado a 50 km al noroeste de la capital. Bien comunicada desde Madrid, de la que dista 135 km, y cercana a la capital de Castilla y León, Valladolid, a 60 km.

Está enclavada en la comarca natural de Tierra de Pinares, y es por su historia, sus monumentos, por la importancia de su entorno natural un punto de atracción para el turismo de interior de la península.

Es de obligada visita su castillo, construido a finales del siglo XV, está considerado uno de los más bellos exponentes de la arquitectura militar en ladrillo. Otros monumentos interesantes para visitar en la localidad es la Iglesia de Santa María la mayor, los resto de la muralla y el arco de la Villa.

SEPÚLVEDA

Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1951, Sepúlveda refleja en sus monumentos y en sus calles la impronta del románico, herencia de su época de mayor esplendor, en los siglos XI al XIII.

Está situada a 58 km de Segovia capital y cuenta con 1324 habitantes. La distancia con Madrid es de 120 km (por la A-1) y con Valladolid es de 110 km. Pertenece a la comarca de la Villa y Tierra de Sepúlveda.

Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1951. Sepúlveda es un lugar único por el que darse un paseo será todo un placer: numerosas iglesias, casas blasonadas, calles típicas, etc.

En su término se encuentra parte del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón. En la localidad se encuentra el Centro de Interpretación de las Hoces del Duratón (sito en la Iglesia de Santiago) en el que se puede ver todo lo relacionado con el Parque Natural y con Sepúlveda.

PEDRAZA

Se trata de una villa medieval amurallada, cuya cuidada rehabilitación motivó su declaración como Conjunto Monumental en 1951.

Resulta de especial interés visitar la antigua cárcel, hoy convertida en museo. Posee también una bella plaza y bellas calles empedradas. El castillo es hoy en día museo del pintor Zuloaga.

SIMANCAS

“Tiene la villa tres edificios principales, el uno la fortaleza o Archivo Real, labrado en sillería donde los Reyes de España, tienen su archivo de todos los papeles pertenecientes a su corona, y de todo el reino; así de patronato real, como de los caballeros de España, Nápoles, Sicilia. Sobre el río hay otro palacio grande y de hermosa vista; y en este se crió el emperador Ferdinando, hermano de Carlos V; pues aquí estaba cuando murió el Rey Católico su abuelo; y aquí vinieron la chancillería de Burgos a entregarse a él como consta de la historia de Carlos V, escrita por Prudencio de Sandoval su cronista. Y en el medio de la villa está la iglesia del Salvador, de hermosa y magnífica arquitectura de mármoles y bóveda de piedra”. Tomado del manuscrito "Antigüedades de Simancas" de Manuel Bachiller 1755. Lamentablemente, el palacio sobre el río ha desaparecido actualmente, aunque desde allí se puede contemplar una magnífica vista.

- El castillo

En el siglo XV la familia Enríquez, Almirantes de Castilla, ejercían el señorío de Simancas. Reconstruyeron la vieja fortaleza árabe y de esta época es la capilla. Poco después, los Reyes Católicos la reclamaron para la corona y la convirtieron en prisión de Estado.

Aquí estuvo preso y fue ejecutado con garrote vil el obispo de Zamora, don Antonio Acuña, capitán comunero de Castilla. La ejecución fue ordenada por el alcalde Ronquillo en 1521, en uno de los cubos del castillo, llamado ahora, Torre del Obispo. Este personaje tomó parte activa en la batalla de Villalar. Los tres comuneros (Padilla, Bravo y Maldonado) fueron ejecutados al día siguiente de la batalla, pero él fue encerrado en la torre del castillo dándole la oportunidad de arrepentirse. No se arrepintió sino que estranguló al alcaide de la fortaleza y al tratar de huir fue capturado de nuevo; el alcalde Ronquillo ordenó su muerte.

Felipe II transformó el castillo en Archivo General del Reino albergando uno de los archivos más importantes de Europa con 35 millones de documentos. Las reformas que se hicieron dieron lugar al aspecto que tiene en la actualidad. Elmuro que lo rodea, los cubos, las almenas, el foso, la entrada y dos puentes son de la época medieval, finales del siglo XV. La capilla fue reformada por la familia Enríquez en el siglo XV; la actual es una reforma de los años 1950. Tiene una hermosa bóveda estrellada pintada, donde están representadas las armas de sus fundadores: Don Alonso Enríquez y Doña Mª de Velasco. Se conserva también la cámara de tormentos.

El castillo propiamente dicho se debe a las reformas del siglo XVI, de Juan de Herrera y Francisco de Mora. Se proyectó la linterna de la Torre del Obispo con forma acampanada. Hubo más reformas en los siglos XVII y XVIII.

Se han efectuado grandes e importantes obras para conservar el edificio como Archivo General. Entre otras estancias valiosas existe una cámara incombustible donde están la mayoría de los documentos.

+información


 
Documento sin título
  Aviso Legal / Política de Privacidad